Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Montilla llama a superar complejos

Barcelona Redactor ·27/09/2007 - 20:19h
El presidente de la Generalitat, José Montilla, se estrenó ayer en su primer debate de política general haciendo un llamamiento a los ciudadanos a superar una actitud de pesismismo y mantener una posición optimista y segura de sí misma . “Cataluña no necesita quemar nada para hacerse oír y hacerse valer”, dijo en referencia a las fotografías del Rey a las que se prendieron fuego en Girona y Molins de Rey. Por el contrario, reclamó “una Cataluña respetuosa con todas las intituciones, con los símbolos y todas las leyes de nuestro ordenamiento jurídico”.
Montilla se mostró dispuesto a impulsar “una Cataluña positiva, optimista y emprendedora”  que “ya ha aprendido que la queja y el lamento por lo que podría haber sido y no fue no ayudan a avanzar”.
Metro ininterumpido
El jefe  de gobierno agotó las dos horas de que disponía en la primera de las tres sesiones de debate para presentar un balance de sus 10 primeros meses de acción ejecutiva, detallar  las próximas iniciativas legislativas y anunciar algunas nuevas medidas. Tras un periodo de prueba de varios meses, afirmó que el metro funcionará definitivamente sin interrupción las noches de los sábados y vísperas de festivos. También avanzó que el gobienro aprobará incentivos a las empresas que contraten a jóvenes.    
Montilla quiso imprimir en su discurso una visión positiva, sin escatimar palabras sobre la buena marcha de la economía catalana. Ofreció algunos datos, como el bajo nivel de paro y el incremento del 7% de la inversión en el sector industrial, que está tomando el relevo a la construcción.  Aseguró que la crisis hipotecaria no afecta a la población catalana: “La tasa de créditos hipotecarios impagados sigue en mínimos históricos” en Cataluña, a la vez que, según explicó, los expertos afirman que la subida de los tipos de interés llega a su fin.
En su discurso mostró en todo momento la unidad entorno a las tres formaciones que integran el gobierno (PSC, ERC e ICV) y desgranó las iniciativas llevadas a cabo por cada una de las conselleries, enfatizando las políticas sociales.
La apuesta por el transporte público y la mejora de la inversión en infraestructuras fueron otros aspectos destacados. Montilla confirmó la voluntad de la Generalitat de ser determinante  en la gestión de el aeropuerto de Barcelona a pocos días de que AENA asigne la Terminal Sur y advirtió que el traspaso de Cercanías no se aceptará sin un paquete de inversiones adjuntas.  
Opción progresista
Para Montilla, frente a una “opción conservadora” que, aunque “quizás confortable”, camina hacia la “decandencia”,  los catalanes tienen enfrente otra vía, “la progresista”  que, “pese a ser menos cómoda, asegurará y mejorará el bienestar colectivo”.
Montilla inició su intervención enviando unas palabras de agradecimiento al ex líder del PP de Cataluña Josep Pique,  “una de las voces más inteligentes y ponderadas”, y pidió el mismo comportamiento a su sucesor, Daniel Sirera. El viernes se votarán las resoluciones que presenten los grupos parlamentarios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad