Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Un manual de Ciudadanía indigna a los gays

Colectivos homosexuales consideran que el manual de Casals falta el respeto a los valores democráticos.

YOLANDA GONZÁLEZ ·26/09/2007 - 19:37h

Toni Poveda, en la sede de la FELGT, ayer./MÓNICA PATXOT

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), que engloba a más de 40 asociaciones y organizaciones de toda España, va a proponer al Ministerio de Educación que retire del mercado o estudie las acciones que pueden emprenderse contra el libro de Educación para la Ciudadanía de la editorial Casals.

Como informó Público ayer, este material, destinado a alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, va acompañado de un anexo con artículos del psiquiatra Enrique Rojas, en el que se pasan por alto algunos de los requisitos de los reales decretos que regulan el desarrollo de la asignatura. Concretamente, el colectivo homosexual no tolera que, bajo el epígrafe La famiia es el tema fundamental, se sostenga que las parejas homosexuales son uniones de hecho respetables, pero a las que no se les puede aplicar el calificativo de matrimonio.

Toni Poveda, presidente de la FELGTB, considera que las apreciaciones de este libro suponen una falta de respeto hacia la democracia. "El Ministerio tiene que tomar medidas. No es lógico que exista un libro de texto que va en contra de valores democráticos apoyados por mayoría parlamentaria", dice en referencia a Ley del Matrimonio entre personas del mismo sexo.

Valores en blanco y negro

Echando un vistazo a los textos del anexo del libro de Casals, a Poveda se le viene una imagen a la cabeza: "Son valores de foto en blanco y negro", dice. Y alerta del peligro que supone educar en unos valores que no se corresponden con los del siglo XXI: "Es como si se estuviera diciendo a los chavales que sólo puede haber matrimonios entre personas de raza blanca". Para Poveda, el libro de Casals es una piedra en el camino de un colectivo que ha luchado mucho por alcanzar la igualdad legal. "Estamos ante un asunto muy serio ¿Cómo se tienen que sentir en clase esos adolescentes gays o lesbianas o hijos de homosexuales cuando lean que ellos no son una familia?". Y se responde a sí mismo: "Esto hace mucho daño. Esto no es Educación para la Ciudadanía. Quien quiera decir esto, que lo diga en las iglesias, pero no en las escuelas. Alguien tiene que tomar medidas porque no se puede impregnar de valores religiosos la transmisión de valores democráticos".

Desde el PSOE, su secretario de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, cree que no hablar de que existen matrimonios entre personas del mismo sexo es "negar la realidad, tratar de imponer una visión errónea de ésta". En definitiva, lo considera "el peor servicio que se les puede hacer a quienes están siendo educados". Coincide con Poveda en que "verter opiniones que contradicen la Constitución y las leyes es ir en contra del principio fundamental de Educación para la Ciudadanía, negar la realidad, no educar. O sea, maleducar".

Adoctrinamiento

Sergio Gutiérrez, secretario general de las Juventudes Socialistas de España, mostró ayer a este medio su preocupación porque existan editoriales que pretendan adoctrinar. "Las administraciones públicas están en la obligación de no caer en la tentación de aprobar estos manuales", precisa.En la misma línea, fuentes de la dirección de Izquierda Unida consideraron que el texto de Casals no refleja ni la textualidad ni el espíritu de los reales decretos. "Es misión del Ministerio y del órgano competente subsanar estos errores", aseguran.

Público intentó ayer sin éxito recabar la opinión al respecto del Partido Popular.

En la dirección editorial de Casals, explicaron que el libro se ha vendido en las siete comunidades en las que se imparte la asignatura, tanto en castellano como en catalán. "Nuestra opinión y la de los autores del libro es que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. Bajo este concepto hemos enfocado el libro", explicó Ramón Casals, director editorial.

Noticias Relacionadas