Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Glucksmann: "No existe lucha entre civilizaciones sino una religión de muerte"

Agencia EFE ·26/09/2007 - 20:24h

Agencia EFE - El filósofo francés André Glucksmann (c), durante la entrega del VII Premio de Periodismo que le ha otrogado la Fundación Oberta de Catalunya, en reconocimiento a la calidad de su trabajo intelectual y a su militancia en defensa de la libertad, la democracia y los derechos humanos. EFE

El filósofo francés André Glucksmann ha asegurado hoy que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, debería replantearse su teoría de la alianza de civilizaciones al considerar que el peligro real es la existencia de "una religión de la muerte".

Durante el acto de entrega en Barcelona del Premio de Periodismo 2007 de la Fundació Catalunya Oberta, Glucksmann ha subrayado que, a su juicio, la verdadera "lucha" a nivel internacional se plantea por el nacimiento de una religión que predica el "viva la muerte" y no por un problema entre civilizaciones.

"Este 'viva la muerte' ha sido alimentado por los totalitarismos en todo el mundo, sean negros o rojos, (...), y el problema real ahora no es la lucha de civilizaciones, dado que las primeras víctimas del terrorismo islamista son los mismos musulmanes", ha asegurado el filósofo.

En esta línea, Glucksmann ha alertado en su discurso sobre la prevalencia en Europa de "la idea del nihilismo del mal", entendida como la negación de la existencia del bien absoluto y, por lo tanto, del mal.

"Ésta es la idea más terrible que ha dado el siglo XX. Si no hay mal, sólo tenemos adversarios frente a nosotros. Este nihilismo nos llevará a ser cómplices de todos los males, y es el mismo que permitió que 50 millones de personas murieran en la II Guerra Mundial".

A su juicio, Europa y también EE.UU. se enfrentan a un periodo de "gran ceguera" porque esta nueva forma de "crimen" todavía "perdura".

El filósofo ha hecho referencia directa a Irán y a la Rusia de Putin, político que ha denunciado por la no aceptación del respeto a los Derechos Humanos en su país.

En su opinión, "Europa y Estados Unidos financiaron la liberalización de Rusia (tras la caída del muro) y dejaron además que el islamismo fuera creciendo".

Glucksmann ha dedicado el galardón a la periodista rusa asesinada hace ahora casi un año Anna Politkovskaya, abiertamente crítica con la guerra de Chechenia y con la situación interna en Rusia, a la que ha calificado como "una mujer resplandeciente en la que destacaba su gran coraje".

La Fundació Catalunya Oberta, fundada en el año 2001, tiene como objetivos analizar, defender y promover los valores de la sociedad abierta, la libertad, la democracia y la economía de mercado.

En un auditorio en el que destacaban ex políticos de primera línea de CiU como Jordi Pujol y Macià Alavedra, el profesor universitario Ferran Sáez Mateu se ha hecho cargo de la presentación de Glucksmann, de quien ha elogiado la calidad de su trabajo intelectual y su militancia activa en la defensa de la libertad, la democracia y los derechos humanos.

Hijo de padres judíos austríacos, refugiados políticos en Francia y miembros de la resistencia, Glucksmann nació en 1937 en Boulogne-Billancourt y ha sido catedrático de Filosofía por el Centro Nacional de Investigación Científica.

Su obra bibliográfica recoge más de 20 títulos, entre los que destacan "Les maitres penseurs", "Ouest contre Ouest" y "Le discurs de la haine", el más reciente, en el que denuncia el odio hacia los judíos, América y las mujeres.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad