Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Las Madres de Plaza de Mayo exponen su lucha en San Sebastián

Los treinta años de lucha de las Madres de Plaza de Mayo llegan a las pantallas del Festival de Cine de San Sebastián con el documental argentino Madres "para cumplir con su objetivo de memoria, verdad y justicia"

EFE ·26/09/2007 - 20:00h

Agencia EFE - El director Eduardo Félix Walger y la madre de la Plaza de Mayo Nora Cortiñas, durante la entrevista concedida hoy a Efe, dentro del 55 Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde presenta su trabajo "Madres". EFE

"Se conoce el pañuelo, se conoce parte de la lucha, pero no a las madres, a las personas. Por eso son diecisiete madres las que hablan y se logra transmitir esa intimidad. Son mujeres en carne viva, el afecto se transmite con mucha facilidad", declaró el director de la cinta, Eduardo Félix Walger (Buenos Aires, 1953).

El documental, producido por la Asociación Civil y Cultural El Fisgón con apoyo del Instituto Nacional del Cine (INCAA), recoge el testimonio de esas mujeres que exigen saber la suerte de miles de detenidos desaparecidos durante el gobierno militar de 1976 a 1983.

Para documentar su lucha, evoca la historia argentina desde 1955 hasta hoy día, contada mediante los recuerdos de las entrevistadas.

  Con la foto del hijo desaparecido

La filmación "se hizo con madres de la Línea Fundadoras. Ellas mismas definieron quiénes iban a participar", que eran de "diferentes extracciones sociales y políticas", indicó Walger.

Una de esas madres es Nora Cortiñas, quien acompañó a Walger y a la productora del filme, Andrea Bello, a San Sebastián, siempre con su inseparable pañuelo blanco sobre el cabello y con la foto de su hijo desaparecido como estandarte.

Ya hay "madres mayores, que entran en una etapa cercana al final", lo que hacía pensar que "se esfumaba la historia y tenía que quedar perpetuada a través de una película", explicó Cortiñas.

El objetivo era "reforzar la memoria, que consiste en la búsqueda de la verdad y la justicia. Sin memoria no hay posibilidad de que logremos que haya justicia y que nos digan qué pasó con cada uno de nuestros hijos e hijas desaparecidos", recalcó.

El director hizo hincapié en que con esta obra no se buscó objetividad, porque "vos siempre tomás un punto de vista", pero "se pretendió, sí, ser honesto con ellas, porque es su historia".

"Madres" requirió "tres años y mucho esfuerzo. Sabíamos lo difíciles que eran los testimonios, había que preparar al equipo para que pudiese no conmocionarse y mantener su profesionalismo y por otro lado no podíamos invadir a las madres con un equipo muy grande en sus casas", apuntó Andrea Bello.

 50 años de historia, a viva voz

El trabajo incluyó recopilar filmaciones caseras y de los militares, material de fotógrafos y medios y películas en súper 8.

"No es fácil sintetizar cincuenta años tan intensos", que dieron lugar a 45 horas de grabación de testimonios, enfatizó Bello. Esa etapa histórica llevó al "genocidio perpetrado por los militares como brazo armado del poder económico. La desaparición de personas generó un miedo que se internalizó en la población y que permitió que después los gobiernos democráticos vendieran el país", intervino Walger.

La película se proyectó en Buenos Aires con motivo del trigésimo aniversario de las Madres de Plaza de Mayo y para el 24 de marzo de 2008 se prevé un estreno a nivel nacional.

Entre los desaparecidos que se recuerdan está el hijo de Nora, Carlos Gustavo Cortiñas. Tenía 24 años, trabajaba en barrios pobres y militaba en los Montoneros. Estudiaba Ciencias Económicas, estaba casado y tenía un bebé de dos años.

Desde su desaparición el 15 de abril de 1977 "empezamos a recorrer todos los estamentos nacionales y extranjeros, hasta el papa", y de casos así "nació Madres de Plaza de Mayo, en el 77. Al principio éramos catorce madres", recordó Cortiñas.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad