Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Todo lo que digan (o hagan) será utilizado en su contra

El último en hablar ha sido el dentista colombiano de Maradona, que se une al club de los profesionales chismosos entre cuyos miembros de honor figuran el exguardaespaldas de Britney, el exmayordomo de Alejandro Sanz y otras alhajas.

BOB POP ·26/09/2007 - 14:59h

EFE - Maradona y su dentista colombiano. EFE

Uno ya no puede fiarse de nadie. Es más, uno no puede ya ni fiarse de los contratos de confidencialidad que la mayoría de los famosos obligan a firmar a sus empleados para evitar que se vayan de la lengua y revelen pelos y señales íntimas a unos buenos euros el gramo.

El último en apuntarse a  la indiscreción- no sabemos si patrocinada en este caso - ha sido el odontólogo colombiano de Maradona, Marlon Becerra, que lo ha definido como "huraño", "niño" y "llorón". Y se ha quedado tan contento.

Os recuerdo que este fin de semana Tony Barretto, guardaespaldas de Britney Spears —a estas alturas ya ex guardaespaldas, supongo— lo  largó todo en el tabloide inglés. Y todo es todo: que a  la cantante le chifla empinar el codo y dejar polvos blancos por ahí. Que acostumbra a desnudarse frente a sus empleados y que el trato que da a sus hijos no es, precisamente, amoroso. El cachas contó, además, las relajadas prácticas flatulentas de su exjefa  y su afición al sushi.  Aunque no aclara si existe alguna relación entre ambos hábitos.

Dentro de la caspa nacional contamos con excelentes ejemplos, actuales e históricos, entre los que no puedo evitar mencionar a todas las asistentas de Ana Obregón, al mayordomo de Alejandro Sanz, al chófer de los Jurado, a la secretaria de Carmina O. y, por supuesto,  a mi favorito: el mayordomo de los Urquijo. Ese señor que es un cruce perfecto entre un guardia civil y una corista, y que disfrutó de un gran momento de gloria que yo - sí, soy lo peor - recuerdo con nostalgia e ilusión.

Maradona es "huraño", "niño" y "llorón". Dice su dentista.  No sé por qué, pero me parece que le ha plagiado a Rebecca Loos su descripción de Beckham