Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Diana Krall revisa quince años de reinvención jazz en su primer recopilatorio

Agencia EFE ·26/09/2007 - 17:03h

Agencia EFE - La cantante canadiense de jazz, Diana Krall.EFE

Durante quince años Diana Krall ha puesto su inconfundible voz al servicio los grandes clásicos del jazz y el swing y ha acercado sonidos pretéritos al presente discográfico con nuevas composiciones, en una trayectoria que se resume en su primer recopilatorio, "The very best of Diana Krall".

El romanticismo de "'S wonderful", el aroma a tradición en baladas como "I've got you under my skin" o "Fly me to the moon" y la intimidad próxima a la bossa nova de "The look of love" resumen en un mismo álbum parte de la carrera de la cantante y pianista canadiense, que edita sus grandes éxitos junto a un DVD con varios vídeos musicales y actuaciones en directo.

A través de ella han revivido los "standards" de Cole Porter, Burt Bacharach, y George e Ira Gerwish y han sonado nuevos clásicos, compuestos por Tom Waits o su marido, Elvis Costello. Canciones que forman parte de este "The very best of Diana Krall" (Universal).

Su presencia en el escenario y su forma de interpretar han hecho de Krall una figura habitual en los escenarios de los grandes festivales de jazz, un triunfo avalado con varios premios Grammy y que ha alcanzado a un público mayoritario, con millones de copias vendidas de sus diez álbumes publicados hasta la fecha.

Las melodías de su infancia en Namaimo, en la Columbia británica de Canadá, gestaron una carrera que comenzó entre la imponente colección de discos de su padre, un pianista profesional seguidor de Bing Crosby y Louis Armstrong que influyó de forma determinante en los sueños musicales de Diana Krall y que hizo que su hija comenzara a estudiar piano a los cuatro años de edad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad