Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Unos 3.000 españoles se quedan ciegos cada año por glaucoma

Agencia EFE ·26/09/2007 - 16:41h

Agencia EFE - Unos 3.000 españoles se quedan ciegos a causa del glaucoma, una enfermedad que afecta de distinta forma a europeos, africanos y asiáticos por cuestión de raza. EFE

Cada año se quedan ciegos 3.000 españoles a causa del glaucoma, una enfermedad que afecta de distinta forma a europeos, africanos y asiáticos por cuestión de raza y que se cura únicamente si coge a tiempo, lo que sólo es posible con revisiones periódicas porque no tiene síntomas.

Así lo explicó hoy el especialista Augusto Azuara, quien desarrolla sus investigaciones en Escocia, durante el 83 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Oftalmología que se celebra en Gran Canaria.

El experto estimó que en España hay 30.000 personas ciegas por esta enfermedad, que es la segunda causa de ceguera después de las cataratas, y alertó que si se detecta cuando ya afecta a la visión es prácticamente irreversible, de ahí la necesidad de detectarla de forma precoz.

Aún así, el especialista pidió a los pacientes a los que se les detecta glaucoma que no se alarmen porque sólo la minoría pierde la visión por completo, salvo si se descubre tarde.

El glaucoma, explicó, es una enfermedad relacionada con la presión del ojo y la sensibilidad del nervio óptico, pero aún no se sabe qué la causa, ni está ligada a la dieta o estilos de vida, si bien tiene relación con la edad, pues la padecen entre uno y el dos por ciento de los españoles mayores de 40 años y el 10 por ciento a partir de los 60.

También hay más posibilidades si hay algún paciente en la familia, por lo que recomienda acudir al oftalmólogo en este caso y si se tiene miopía, pues son los factores más importantes que se conocen en relación con esta dolencia.

Asimismo, se sabe que tiene relación con la raza, pues los asiáticos padecen más esta enfermedad, sobre todo el glaucoma de ángulo cerrado, mientras en Europa prevalece el de tipo abierto, y en África esta dolencia tiene mayor prevalencia y es más severa.

Explicó que el ojo debe producir humor acuoso para mantener su forma y que fluye por los drenajes de los ángulos del ojo, que pueden estar abiertos o cerrados, lo que distingue los tipos de glaucoma.

El tratamiento inicial se realiza con gotas y rayos láser, lo que logra controlar la enfermedad en la mayoría de los casos, y si la enfermedad está avanzada existen algunas intervenciones quirúrgicas, como la posibilidad de aplicar la misma técnica que para las cataratas, aunque sólo vale para el glaucoma abierto, advirtió.