Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Stacey Kent refleja su madurez en "Breakfast on the Morning Tram"

Agencia EFE ·26/09/2007 - 15:02h

Agencia EFE - La cantante Stacey Kent. EFE

La cantante estadounidense Stacey Kent, considerada una de las mejores vocalistas de jazz de la actualidad, ha querido reflejar la "madurez" que vive a sus 39 años en su nuevo álbum, "Breakfast on the Morning Tram", que supone el debut de Kent con el prestigioso sello Blue Note.

"Han transcurrido diez años desde que grabé mi primer disco, 'Close your eyes', y ahora que soy mayor y tengo más experiencia, empiezo a hacerme preguntas y a ver las cosas de un modo más realista y maduro", dijo la cantante neoyorquina en una entrevista con Efe.

A esas preguntas son a las que "de un modo inconsciente y no pretendido" ha querido responder la vocalista en este álbum, una mezcla de composiciones originales y versiones de pop francés, bossanova y jazz, considerada por ella misma como su disco "más honesto y personal".

"Breakfast on the Morning Tram" comenzó a gestarse tras la gira de su anterior álbum, "Shall we dance", publicado en 2004, cuando la cantante y su marido, el saxofonista británico Jim Tomlinson -quien ha producido y compuesto la mayoría de canciones del disco-, decidieron pasar un tiempo de relax en las montañas de Colorado.

"Después de la larga gira de "Shall we dance", Jim y yo necesitábamos pasar un tiempo relajados en la naturaleza. La paz que había allí fue estupenda para encontrar inspiración y preguntarnos qué queríamos hacer en este álbum", explicó la cantante, que el pasado 25 de julio actuó en el Festival de Jazz de San Sebastián.

De esas pequeñas vacaciones salieron las 12 canciones que, entre composiciones de Tomlinson y Kazuo Ishiguro y versiones de artistas como Serge Gainsbourg o Louis Amstrong , conforman este disco, cuyo single de adelanto, la bossanova "Samba Saravah" -de la película "Un hombre y una mujer"-, "resume la idea central del álbum de que sin tristeza, no puede existir felicidad".

"Me encanta esa idea y ese es el mensaje que quiero transmitir con mis canciones", confiesa la cantante, quien escogió el título "Breakfast on the Morning Tram" ("Desayuno en el tranvía de la mañana"), aparte de por sonar "como poesía" y de ser su canción favorita del disco, porque "concentraba perfectamente esa esencia".

El viaje particular de Stacey comenzó casi por casualidad hace 17 años cuando la cantante, que por aquella época acababa de graduarse en Literatura Comparada en su ciudad natal, se marchó de vacaciones a Oxford y allí conoció a varios músicos que iban a presentarse a una audición en Londres para entrar en una escuela de música.

A pesar de no tener ninguna formación musical, la cantante, que creció escuchando a Joan Baez, Neil Young o Crosby, Stills & Nash, también fue aceptada en el curso y allí conoció al que hoy es su marido, con quien comenzó su carrera musical actuando en clubes de jazz londinenses.

Ahora, cuando se cumplen diez años desde la publicación de su primer disco, al que seguirían ocho más, y tras haber sido galardonada con el "British Jazz Award" en 2001 o el "BBC Jazz Award" en 2002, la cantante, a quien le gusta considerarse "una contadora de historias", recuerda con cariño estos comienzos casi por accidente.