Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Ang Lee concluye visita a Taiwán con lágrimas de alegría

Agencia EFE ·26/09/2007 - 13:42h

Agencia EFE - Foto de archivo del director taiwanés Ang Lee .EFE

El director de cine taiwanés Ang Lee, afincado en Nueva York, concluyó hoy una visita a la isla para promocionar su último filme "Lust, Caution", con lágrimas de alegría ante la espectacular acogida de su obra.

El cineasta se despidió de la prensa isleña con el silencio impuesto por sus lágrimas incontenibles, después de haber expresado su gran agradecimiento por la buena acogida en Taiwán de "Lust, Caution", León de Oro en la última edición del festival de Venecia.

"No pude conciliar el sueño la noche anterior al estreno, porque lo que más me importaba al hacer este filme era su recepción en Taiwán", dijo un Lee, que perdió momentáneamente el habla por la emoción.

La preocupación de Lee no carece de fundamento, ya que la mayoría de los filmes taiwaneses galardonados en el extranjero tienen escaso éxito de taquilla en la isla, donde duran pocas semanas en la cartelera.

El éxito del filme, con un alto contenido de escenas sexuales y violentas, es sin duda una excepción y un desmentido al dicho de que "nadie es profeta en su tierra", quizás explicable ante la marginación internacional de la isla.

"El famoso jugador taiwanés de béisbol Wang Chien-ming, de los Yankees de Nueva York, y Ang Lee se han convertido en figuras internacionales y eso ha desencadenado un verdadero culto entre los taiwaneses, marginados políticamente de la sociedad internacional", dijo el profesor Lei Mong-duo, de la Universidad Fujen.

Ang Lee, taiwanés pero descendiente de los chinos llegados con el generalísimo Chiang Kai-shek en 1949, mantiene un silencio total sobre temas políticos, ante la encarnizada rivalidad entre Pekín y Taipei.

"Mi corazón se queda en Taiwán", dijo Ang Lee, que tiene pocas expectativas de éxito de su filme "Lust, Caution" en Estados Unidos y Occidente en general, porque lo considera "muy chino".

La generosidad del Ministerio de Información taiwanés, que le otorgó un premio de 20 millones de dólares taiwaneses, más de 600.000 dólares, y su decisión de no cortar nada en su película muestra el interés de Taipei en complacer al realizador.

En Taiwán, se suelen cortar las escenas de sexo explícito y nunca se permite que se muestre el sexo masculino o femenino, por lo que el trato otorgado a Lee es sin duda excepcional.

El director declaró que donará el premio recibido en Taiwán a otros directores de cine taiwaneses, para que ellos también puedan tener medios para desarrollar su arte.

"Me siento muy feliz de poder sobrevivir económicamente en esta profesión y agradezco la ayuda recibida del Ministerio de Información desde mis comienzos", dijo Lee.

El director de cine taiwanés aprovechó para visitar a su familia en Tainan, al sur de Taiwán, y partió del aeropuerto internacional de Taoyuan acompañado por la protagonista de su último filme Tang Wei.

Lee es el director de cine taiwanés más internacional, tras obtener el Oscar al mejor filme, en 2006, con "Brokeback Mountain" ("En terreno vedado").

"Lust, Caution" (llamada en chino "Se, jie") se basa en un cuento del mismo título de la famosa escritora china Ailing Chang, sobre una mujer que se enamora de un espía en el Shanghai ocupado por los japoneses, en la época de la Segunda Guerra Mundial.