Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Rumana "4 Luni, 3 Saptamini si 2 zile", mejor película y mejor director de 2007

EFE ·01/12/2007 - 22:33h

EFE - La británica Helen Mirren ha sido elegida mejor actriz europea 2007 por la película "The Queen".

La película rumana 4 Luni, 3 Saptamini si 2 zile" ganó el premio al mejor film de 2007 y la mejor dirección de la Academia del Cine Europeo (EFA), que en su vigésima edición quiso homenajear a Jean-Luc Godard, pero no pudo, porque el agasajado declinó recibir el previsto galardón al conjunto de su carrera.

La producción rumana dirigida por Cristian Mungiu fue la gran ganadora de la noche y le quitó el puesto a la favorita, "The Queen", que partía con siete nominaciones y se quedó con el de mejor actriz, para Helen Mirren, quien tenía ya el Oscar por su papel de Isabel II.

El correspondiente a mejor actor fue para el israelí Sasson Gabai por "Bikur Hatizmoret", película que mereció además la distinción de revelación del año.

El cine español tuvo su parcela en el palmarés a través de "Alumbramiento", de Eduardo Chapero-Jackson, mejor corto del año.

Asimismo se llevaron premio "La Sconosciuta", del italiano Giuseppe Tornatore, que ganó el galardón de mejor film por votación del público, y la alemana "Auf der anderen Seite", del germano-turco Fatih Akin, que obtuvo el de mejor guión.

"Alumbramiento", una historia en torno a la muerte de 15 minutos de duración, llegó a la gala de los premios europeos avalada por el premio al mejor cortometraje de la pasada Mostra de Venecia.

El director Alain Resnais ganó el Premio de la Crítica FIPRESCI por "Coeurs" y el veterano camarógrafo alemán Michael Ballhaus obtuvo un premio al conjunto de su carrera, segundo homenaje de la noche, junto al que se había preparado para Godard, que canceló a última hora su asistencia.

El director alemán Wim Wenders, fundador de la EFA y alma mater de los premios, elogió desde el escenario a su colega francés con la frase "nadie ha llegado tan lejos", después de que el propio Godard les diera calabazas, porque no se veía recibiendo un premio así, según explicó a la edición online de "Der Spiegel".

Sí acudieron a la gala berlinesa dos grandes divas, la francesa Jeanne Moreau, de blanco hasta los pies, y la noruega Liv Ullmann, en elegante traje negro. Las dos actrices eran las presencias más esperadas de la ceremonia, junto con el finalmente esquivo Godard.

Los premios europeos regresaron en su vigésima edición a Berlín, la sede de la EFA, que sigue una tradición rotatoria para la gala de entrega de esos galardones anuales.