Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Luis Aragonés dice que prefiere que no salgan Francia e Italia

EFE ·01/12/2007 - 12:31h

EFE - Las urnas vacías del sorteo de la Eurocopa 2008 son fotografiadas y grabadas por los periodistas tras la rueda de prensa celebrada en Lucerna. La ceremonia del sorteo final para la Eurocopa 2008 se celebrará en el centro Cultural y de Congresos KKL de Lucerna, Suiza mañana 2 de diciembre.

El seleccionador nacional español, Luis Aragonés, reconoció que prefiere no coincidir con Francia e Italia en el mismo grupo de la fase final de la Eurocopa 2008 y declaró que "a fecha de hoy" es "tajante" en su idea de dejar el cargo tras esta competición, aunque "nadie sabe qué va a pasar mañana".

"Ya no hay nada fácil. Francia e Italia prefiero que no salgan, pero tampoco me gustaría Suiza, ni Turquía, ni Grecia que es el actual campeón. Son todos complicados, algunos más que otros, pero que salga el que sea y que nosotros estemos bien y acertados, pero queda mucho", indicó.

Luis, que llegó esta mañana a Lucerna para asistir al sorteo y se encontró carteles de bienvenida escritos en castellano dirigidos a él por las calles de la ciudad igual que para el resto de seleccionadores, señaló que él siempre pensó que el equipo "se iba a clasificar" y expresó su deseo de pasar esta vez de cuartos de final y "dar un paso más para jugar semifinales o la final".

"La euforia fuera no me importa, dentro voy a tratar de que no la tengamos. El fútbol se gana con concentración y respetando a todos los contrarios. Te puede ganar cualquiera y nosotros estando bien también, pero es una competición en la que la concentración es básica. Ni la Eurocopa ni el Mundial son campeonatos en los que gana el mejor, a ver si nosotros no siendo mejores ganamos", comentó.

Aragonés, que elogió la calidad de los jugadores españoles aunque dijo que su fondo no es igual al de otros equipos como Alemania, reiteró su decisión de abandonar el cargo de seleccionador al término de la próximo Eurocopa,

"A día de hoy yo soy tajante. La Federación sabe; yo sé, pero mañana no sé lo que podemos pensar. Quedan ocho meses para la competición y luego un mes. Pero después se acabó, porque hay fecha de caducidad por parte de la Federación y por parte del seleccionador", afirmó.

El técnico recordó que en su día presentó dos veces la dimisión al presidente de la RFEF, Angel María Villar, que esta vez no le ha ofrecido renovar su contrato como es costumbre cuando se logra la clasificación para una competición importante, aunque entonces sí "hizo un trabajo" para que no se fuese.

"Eso ya está pasado. La Federación ya sabe lo que yo pienso, el director deportivo también, pero después no se lo que puede pasar. Mi idea es que cuando acabe este campeonato yo me voy, pero mañana ni yo ni nadie sabe lo que va a pasar. En fútbol uno dice me voy a retirar en el Real Madrid o en el Atlético y a los quince días se ha ido a otro club", dijo.

A pesar de su decisión, Aragonés reconoció que el próximo 20 de diciembre participará en Barcelona en una reunión con las selecciones con las que España tendrá que disputar la fase de clasificación para el Mundial 2010 para elaborar el orden de partidos.