Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Uribe, Sarkozy y los familiares, a favor de los esfuerzos para liberar a los rehenes de las FARC

EFE ·01/12/2007 - 19:37h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy, reiteró su llamamiento a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que liberen a los rehenes enseguida.

Un día después de la difusión de pruebas de vida de rehenes de las FARC, los Gobiernos de Colombia y Francia, los familiares e incluso esa guerrilla se pronunciaron hoy a favor de nuevos caminos que lleven a su liberación de los secuestrados.

Así lo indican un diálogo telefónico de los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe, y de Francia, Nicolás Sarkozy, declaraciones de allegados de los rehenes y una entrevista a Iván Márquez, uno de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A lo anterior se suman dramáticas imágenes de rehenes en vídeos incautados a tres milicianos de esa guerrilla, pormenores revelados hoy de una carta de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt a su familia y peticiones de otros de los secuestrados.

El mandatario colombiano dijo que junto a su colega francés explorarán "nuevas vías" para la búsqueda del acuerdo que permita la liberación de los 45 rehenes que las FARC aspiran a canjear por medio millar de rebeldes presos.

"He ofrecido al presidente Sarkozy toda nuestra voluntad para explorar nuevas vías. Se está trabajando en ese camino", señaló hoy Uribe, al inaugurar el hospital "Amor de Patria" en la isla caribeña colombiana de San Andrés.

El gobernante insistió en que tiene "muy presente que hay que liberar a esos secuestrados, sin olvidar a otros 750 colombianos desaparecidos desde hace años", también en poder de esa guerrilla.

En la conversación telefónica con Uribe, Sarkozy reiteró la urgencia de trabajar para la liberación de los rehenes, entre ellos la colombo-francesa Ingrid Betancourt, a través del acuerdo humanitario, según un comunicado de la Presidencia gala.

El dirigente francés subrayó que "hay que actuar con urgencia" y adelantó que "piensa redoblar sus esfuerzos para que acabe el calvario de los rehenes y que cuenta con la ayuda del Gobierno colombiano para conseguir rápidamente un acuerdo humanitario".

En ese sentido, "Iván Márquez", uno de miembros del secretariado de las FARC, confió en el papel que pueda cumplir Sarkozy para destrabar el proceso que busca la liberación de rehenes y criticó a Uribe.

"Sarkozy puede jugar un rol trascendental para que el proceso del canje retome el curso inicial que con (el presidente venezolano, Hugo) Chávez estaba arrojando los mejores resultados", señaló en una entrevista con la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) divulgada hoy en su página electrónica.

Sin embargo, Uribe volvió a reiterar hoy que su Gobierno "quiere derrotar el secuestro y no premiar a los secuestradores" y advirtió que deben ser "muy cuidadosos" y no permitir que, en la búsqueda del acuerdo humanitario, haya una "diplomacia paralela del terrorismo" de las FARC.

En tanto, un grupo de familiares de rehenes viajó junto a la senadora opositora Piedad Córdoba a Venezuela, para mostrar las pruebas de supervivencia de sus allegados al mandatario de ese país, Hugo Chávez.

Los familiares de los secuestrados, entre los que se encuentran Yolanda Pulecio, madre de Betancourt, intentarán que Chávez prosiga su gestión humanitaria, cancelada por Uribe el 21 de noviembre pasado a raíz de una llamada telefónica a un alto mando castrense.

El jueves pasado las autoridades detuvieron a tres presuntos miembros de las FARC que portaban varias pruebas de supervivencia de 17 de los 45 canjeables, entre los que están Betancourt, tres estadounidenses y decenas de políticos, soldados y policías.