Sábado, 1 de Diciembre de 2007

ETA mata a un guardia civil y hiere a otro en un atentado en el suroeste de Francia

EFE ·01/12/2007 - 12:17h

EFE - Agentes de la policía española permanecen en la fontera de Biriatu, entre España y Francia, tras el atentado terrorista cometido esta mañana en la localidad francesa de Cap Breton, en el departamento de Las Landas, en el que un guardia civil ha muerto y otro ha resultado herido tras ser tiroteados por presuntos etarras.

El tiroteo entre los tres presuntos etarras y los dos agentes de la Guardia Civil que ha acabado hoy con la vida de uno de ellos y ha herido gravemente al otro se ha producido tras un encuentro "fortuito" y ha estado precedido de una discusión, ha afirmado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El titular de Interior ha explicado desde el lugar del suceso, la localidad gala de Capbreton, donde se ha desplazado junto a su homóloga francesa, Michelle Alliot-Marie, que los agentes Raúl Centeno y Fernando Trapero, muerto y herido, respectivamente, habían entrado en una cafetería en la que "al parecer" había tres presuntos etarras en la mesa.

"No sabemos por qué se han debido reconocer y el resultado es que cuando han salido los guardias civiles han salido detrás los tres etarras, dos hombres y una mujer. Ha habido una discusión y ha acabado con un tiroteo", ha precisado Rubalcaba.

El ministro ha añadido que si bien este extremo está pendiente de ser confirmado por la investigación policial, "al parecer desde dentro de la cafetería se han escuchado gritos fuera, por tanto ha debido haber gritos o una conversación".

Rubalcaba ha confirmado que los agentes tiroteados formaban parte de un equipo de trabajo con la Gendarmería francesa que estaba desarrollando un dispositivo de vigilancia antiterrorista "habitual en el sur de Francia" y que los autores del atentado son dos hombres y una mujer.

El ministro ha recordado que, desde hace meses, viene advirtiendo de que ETA intenta matar y "desgraciadamente hoy lo ha conseguido" y ha agregado: "Quienes hoy han matado a un guardia civil saben perfectamente que su destino es la cárcel y que más pronto que tarde las Fuerzas de Seguridad los pondrán frente a las cuerdas".

El atentado se produjo sobre las 09:30 horas de esta mañana y tras el tiroteo los tres etarras huyeron juntos en un Volkswagen Golf de color gris en el que les estaba esperando la mujer, aunque, según han informado a Efe fuentes de la investigación, tras recorrer unos 70 kilómetros se han separado durante su huida en direcciones distintas: hacia el norte y hacia la frontera española.

Los autores de los disparos, los dos hombres, huyen juntos en ese vehículo, mientras que la mujer ha tomado un Peugeot 307 del que se apoderaron y que estaba ocupado por una mujer y un niño, a los que han liberado poco después.

Los guardias civiles tiroteados son solteros y naturales de Madrid, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil, que han precisado que ambos estaban destinados en las unidades centrales del Servicio de Información del instituto armado.

Centeno, que ha muerto tras recibir al menos un disparo en la cabeza, tenía 24 años y llevaba cuatro en el Cuerpo, mientras que Trapero que se encuentra en coma en el hospital Côte Basque de Bayona -donde están sus padres, su hermana, su novia y otros familiares-, tiene 23 años y llevaba tres en el Cuerpo.

Hacia las 19:00 horas, el director del hospital, Ángel Piquemalle, ha dado a conocer el parte médico de Trapero, que presenta una única herida de bala en la cabeza, sufre un "traumatismo craneocerebral con un coma desde el inicio", "presenta un edema cerebral mayor" y su pronóstico es "reservado".

El responsable del hospital, que ha anunciado que entre las 9:00 y las 10:00 horas de mañana se emitirá un nuevo parte médico complementario al de hoy, ha dado a conocer el estado del herido poco después de que abandonaran el hospital Rubalcaba y Alliot-Marie tras visitar al agente.

Según ha dicho Piquemalle, el cadáver de Centeno podría encontrarse aún en Capbreton, a la espera de que sea trasladado mañana a Burdeos donde se le practicará la autopsia.

Los representantes de los partidos políticos, sindicatos y empresarios reunidos esta tarde en el Congreso tras el atentado han acordado convocar una concentración el próximo martes en Madrid, según han informado a Efe asistentes a la reunión.