Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Loeb roza su cuarto título mundial en Gales

El francés puede proclamarse de nuevo campeón del mundo de rallies si termina igual que hoy, por detrás ade Hirvonen y Gronholm.

AGENCIAS ·01/12/2007 - 20:59h

El español Dani Sordo, durante la disputa de una etapa en el Rally de Irlanda. EFE

El finés Mikko Hirvonen (Ford) es líder del rally de Gales, última cita del año, tras la disputa de la segunda etapa, por delante de su compañero y compatriota Marcus Gronholm, mientras que el galo Sebastien Loeb (Citroen) es tercero y de mantenerse así mañana revalidará el título de campeón.

Hay mucho en juego y los dos contendientes al campeonato salieron hoy sin intención de arriesgar más de lo necesario, Loeb buscando mantenerse sobre una pista embarrada y excesivamente resbaladiza y Gronholm, evitar un abandono que sería definitivo en su último rally. El gran piloto finlandés, campeón en 2000 y 2002, ha declarado su intención de retirarse al acabar la temporada.

Loeb no necesita la victoria para ser campeón, le basta con quedar entre los cinco primeros. Ahora es tercero, justo por detrás de Gronholm, y el cuarto clasificado lo tiene lejos, el noruego Petter Solberg (Subaru), y mucho más el sexto, el australiano Chris Atkinsson (Subaru) posición con la que podría perder el título.

Gronholm quiere despedirse con el título

Gronholm es segundo. Sabe que sus opciones son mínimas. Éstas pasan por un abandono del francés. En el mundo del motor nada es imposible, y más en un rally de tierra como es la prueba británica que ha deparado tantas sorpresas en la última etapa por lo que para el piloto finlandés mientras que haya pista por delante aún hay posibilidades.

Este es su último año y aún es posible cumplir su sueño de despedir su carrera desde lo más alto. Ha ocupado esa posición durante toda la temporada pero dos abandonos consecutivos en Japón e Irlanda dieron vía libre a 'Seb' para que le superara.

El liderato lo ocupa el segundo de Ford. Hirvonen que no se juega nada en la mundial por lo que tiene menos preocupaciones para pisar el acelerador. Desde la salida su función es ayudar a Gronholm en lo que pueda por lo que si fuera necesario, mañana podría sufrir una pequeña salida de pista o un trompo 'inesperado' para ceder la primera posición a su compañero si esto fuera necesario.

Si ayer Hirvonen deba la sorpresa y se colocaba líder tras ser el más rápido en la etapa inicial, hoy el protagonista no esperado fue el también finlandés Jari-Matti Latvala, del equipo satélite de Ford Stobart, que se impuso en seis de las siete especiales disputadas. La última superespecial fue para Gronholm.

Tras protagonizar un aceptable comienzo de prueba, que le situó entre los primeros, en el último tramo de ayer perdió quince minutos al sufrir problemas con las lunas delanteras. Hoy, sin nada que perder, fue de los pocos que arriesgó lo que le permitió subir algunas posiciones, pero se encuentra lejos de los puntos.

Sordo se mantiene quinto

Los españoles por el momento cumplen con sus objetivos. Dani Sordo (Citroen) ocupa la quinta posición. Ha estado entre los mejores en casi todos los tramos y ha recortado tiempo a Solberg, que le precede en la tabla, aunque lo tiene difícil para superarle.

Xevi Pons (Subaru), por su parte, es noveno sin excesivos sustos. Acumula experiencia y está a las puertas de los puntos, aunque le será complicado sumar.

La tercera y última etapa del rally de Gales, la que pone punto y final a la temporada estará formada por cuatro especiales largas, no como las habituales dominicales del resto de rallys. En total serán 114,26 kilómetros de cronometrados con aún mucho poder de decisión. El último de los tramos comenzará a las 13:56 hora española.