Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Las FARC confían Sarkozy para solucionar el asunto Betancourt

EFE ·01/12/2007 - 19:37h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy, reiteró su llamamiento a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que liberen a los rehenes enseguida.

Uno de los jefes guerrilleros de las FARC, "Iván Márquez", mostró este sábado su confianza en el papel que pueda cumplir el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, para destrabar el proceso que busca la liberación de rehenes y criticó al presidente colombiano, Álvaro Uribe.

"Sarkozy puede jugar un rol trascendental para que el proceso del canje retome el curso inicial que con (el presidente venezolano, Hugo) Chávez estaba arrojando los mejores resultados", señaló "Iván Márquez" en una entrevista con la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) que publicó hoy en su página en Internet.

Sin embargo, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango y quien se reunió hace pocas semanas en Caracas con Chávez, cuando este y la senadora colombiana Piedad Córdoba eran mediadores en la búsqueda de un acuerdo humanitario con las FARC, dejó entrever dudas en el papel que pueda cumplir Sarkozy.

"Quién sabe si podrá hacerlo" el presidente francés, anotó uno de los miembros del secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), máxima jerarquía de esa guerrilla, en la entrevista con ABP.

Malas relaciones con Chávez y críticas a Uribe

El pasado 21 de noviembre Uribe canceló la participación de Chávez y de Córdoba en su mediación, molesto por una llamada de la senadora colombiana al jefe del Ejército, general Mario Montoya, a quien luego le pasó al teléfono al presidente venezolano.

"Iván Márquez" se refiere en la misma entrevista a la interceptación de las pruebas de supervivencia de los rehenes, que iban con destino a Chávez y la captura de los tres "mensajeros" o milicianos de sus redes urbanas.

Según el jefe guerrillero esa situación es "otra puñalada trapera de Uribe a la esperanza que todos habíamos cifrado en la gestión humanitaria por el canje".

Las FARC pretenden el intercambio de 45 rehenes en su poder por unos 500 de sus guerrilleros presos.

Para "Iván Márquez", "las pruebas tenían como destino a Chávez, y el gobierno colombiano lo sabía" y añadió que ese "fue uno de los compromisos surgidos en Miraflores (sede de la presidencia de Venezuela) como paso previo a la necesaria entrevista Chávez-Marulanda" (Manuel, fundador y líder máximo de las FARC).

Esa cita, aseguró el líder guerrillero, "con toda seguridad iba a encontrar fórmulas de solución definitiva al drama humanitario de los prisioneros en poder de las partes contendientes".

"Uribe es un saboteador desalmado, capaz de las peores perversidades, y seguramente calculaba que con esa acción reversaba a cero las gestiones del presidente Chávez y la senadora Córdoba", añadió Márquez.

El jefe de la guerrilla agregó: "la insensatez de Bogotá" obligará a tomar "drásticas medidas porque las FARC no pueden correr y asumir gratuitamente el riesgo que le sean detenidos otros emisarios".

Asimismo, lamentó "que la totalidad de los familiares no puedan recibir, como era nuestro deseo las pruebas de vida de sus seres queridos en esta Navidad".

El jefe guerrillero reiteró que con el gobernante colombiano, al que calificó también de "saboteador", no se podrá llegar a ningún acuerdo.

"Con un Uribe actuando de esa manera nunca habrá canje y será necesario un nuevo gobierno que tenga fibras de humanidad para poder concretar el anhelado intercambio, y no solamente, sino que permita encaminar al país hacia la paz con justicia social".

Las FARC, subrayó "Iván Márquez", "jamás aparecerán en el proceso de canje humanitario con una mordaza como pretende el presidente Uribe", y agregó que eso "lo entiende todo el mundo" porque, en su opinión, "lo que pasa es que Uribe no cesa de obstruir cualquier esfuerzo en esa dirección interponiendo palos a la rueda de este proceso".

¿La alternativa? 

Se interrogó más adelante que si "no es Chávez, entonces, ¿quién?" y anotó que lo "que Uribe ha hecho es un daño irreparable" por cuanto el presidente venezolano "estaba consultando todos los pasos con el Gobierno de Colombia e informando oportunamente al presidente Sarkozy".

El gobernante francés, reveló "Iván Márquez", "según trascendió, estaba dispuesto a acompañar a Chávez en su entrevista con el comandante Marulanda (también conocido como "tirofijo" en el Yarí" (sur de Colombia).