Sábado, 1 de Diciembre de 2007

El guardia civil herido presenta un edema cerebral mayor y está en coma

EFE ·01/12/2007 - 12:17h

EFE - Agentes de la policía española permanecen en la fontera de Biriatu, entre España y Francia, tras el atentado terrorista cometido esta mañana en la localidad francesa de Cap Breton, en el departamento de Las Landas, en el que un guardia civil ha muerto y otro ha resultado herido tras ser tiroteados por presuntos etarras.

El guardia civil Fernando Trapero, herido en el atentado perpetrado por ETA en Capbreton (Francia), en el que ha fallecido otro agente, presenta una única herida de bala en la cabeza, sufre un "edema cerebral mayor" y está en coma.

El director del hospital Côte Basque de Bayona, Angel Piquemalle, en el que se encuentra internado el herido ha dado a conocer hacia las 19:00 horas el parte médico de este agente, cuyo pronóstico es "reservado".

El parte precisa que el paciente ha ingresado en este hospital a las 10:56 horas y que por la tarde ha sido internado en el Servicio de Reanimación, el equivalente a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Su situación, hasta las 18:00 horas, revela que sufre un "traumatismo craneocerebral con un coma desde el inicio" y "presenta un edema cerebral mayor".

El director del centro sanitario precisó a preguntas de los periodistas que el agente tiene una única herida de bala en la cabeza y que mañana, entre las 9:00 y las 10:00 horas, se emitirá un nuevo parte médico complementario al de hoy.

El responsable del hospital de Bayona dio a conocer el estado del herido poco después de que abandonaran el hospital los ministros del Interior de España y Francia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Michelle Alliot-Marie, tras visitar a Fernando Trapero.

En el centro sanitario se encuentran también los padres, la hermana, la novia y otros familiares del agente herido.