Sábado, 1 de Diciembre de 2007

ETA mata a un guardia civil y hiere a otro en un atentado en el suroeste de Francia

EFE ·01/12/2007 - 12:17h

EFE - Agentes de la policía española permanecen en la fontera de Biriatu, entre España y Francia, tras el atentado terrorista cometido esta mañana en la localidad francesa de Cap Breton, en el departamento de Las Landas, en el que un guardia civil ha muerto y otro ha resultado herido tras ser tiroteados por presuntos etarras.

ETA ha matado hoy al guardia civil Raúl Centeno y ha herido de gravedad a su compañero Fernando Trapero tras ser tiroteados en la localidad de Cap Breton, en el suroeste de Francia.

Este es el primer atentado mortal desde que la banda terrorista anunciara oficialmente el fin del alto el fuego el pasado 5 de junio, aunque ya lo rompió cuando puso un coche-bomba en la terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas el 30 de diciembre matando a dos ciudadanos ecuatorianos.

El atentado de hoy se produjo sobre las 09.30 horas cuando los agentes salían de un centro comercial de Cap Breton, en el departamento de Las Landas, y fueron alcanzados por detrás por dos hombres que les dispararon causando la muerte en el acto a Centeno e hiriendo gravemente a Trapero, confirmaron a Efe fuentes de la investigación.

Centeno recibió, al menos, un disparo en la cabeza, y Trapero fue alcanzado varias veces.

El herido, en estado crítico, ha sido trasladado al Hospital de la Côte Basque de Bayona, mientras que un avión de la Fuerza Aérea española traslada a Francia a los familiares de las víctimas.

Los guardias civiles, de entre 23 y 24 años, se encontraban en el sur de Francia participando en una operación policial de vigilancia a ETA en coordinación con las Fuerzas de Seguridad francesas en las proximidades de Bayona.

Tras cometer esta acción terrorista, el comando de ETA ha abandonado el coche con el que había emprendido la huida y robado otro después de retener brevemente a sus ocupantes.

Fuentes de la investigación informaron a Efe de que los dos etarras que dispararon a los agentes huyeron del centro comercial de Cap-Breton en un Volkswagen Golf de color gris en el que les estaba esperando una mujer, pero que, tras recorrer unos 70 kilómetros, decidieron abandonar ese vehículo en Haut Mauco y se apoderaron de otro que estaba ocupado por una mujer y un niño.

Tras circular en ese nuevo coche, un Peugeot 307, los terroristas liberaron a estas dos personas y siguieron su huida.

La mujer ha denunciado los hechos y facilitado los datos de su vehículo a la Policía francesa, que ha desplegado un amplio dispositivo de búsqueda.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se desplaza a a Biarritz (Francia) junto a su homóloga francesa, Michelle Alliot-Marie, con quien participaba en una reunión del G-6 en la ciudad de Werder (Alemania).

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el portavoz de este grupo en el Congreso, Diego López Garrido, se han puesto en contacto con todas las fuerzas políticas y agentes sociales nada más conocerse el atentado para preparar una reunión con el fin de consensuar una respuesta "unitaria" al atentado.