Sábado, 1 de Diciembre de 2007

La Policía desarticula una red de narcotráfico en el Norte de España y detiene a 35 personas

EFE ·01/12/2007 - 18:25h

EFE - El delegado del Gobierno, Antonio Trevín (c), el jefe superior de Policía de Asturias, Baldomero Araujo (i), y el comisario jefe de Gijón, Francisco López Canedo, durante la rueda de prensa que ofrecieron hoy para informar de la desarticulación de la red de narcotraficantes.

La Policía Nacional ha logrado desarticular una red de narcotraficantes que distribuía cocaína y hachís en Asturias y el País Vasco en una operación desarrollada durante 9 meses que ha concluido con 35 detenidos, uno de ellos funcionario de prisiones, y el decomiso de importantes cantidades de estupefacientes.

En distintos procedimientos, se han incautado 8 kilos y medio de cocaína, 150 kilogramos de hachís, 7,5 kilogramos de sustancia adulterante, 32.000 euros, 30 teléfonos móviles, 10 balanzas de precisión, una pistola, munición y varios vehículos.

La operación policial, denominada "Bachata", fue coordinada por la comisaria de Gijón, que inició la investigación al detectar la venta de droga al menudeo en locales de ocio nocturno por personas procedentes de países de Centroamérica.

De los 35 detenidos, 21 son españoles, 7 de la República Dominicana, 6 de Colombia, uno de Cuba y otro de Marruecos, según han informado hoy mandos del Cuerpo Nacional de Policía en Asturias.

El delegado del Gobierno, Antonio Trevín, que ha comparecido esta mañana en una rueda de prensa acompañado por el Jefe Superior de Policía de Asturias, Baldomero Araujo, y por el comisario jefe de Gijón, Francisco López Canedo, ha elogiado el trabajo desarrollado por los funcionarios.

La banda operaba desde Madrid, donde un prófugo de la justicia identificado como "Berto" coordinaba la recepción de la cocaína desde Santo Domingo y de hachís desde el sur de España, y la distribución en Asturias y Euskadi.

La cocaína entraba en España desde la República Dominicana la introducían mujeres vinculadas a la prostitución que actuaban como correos, mientras que el hachís llegaba por distintas vías procedente de Marruecos.

Un funcionario de prisiones, de origen asturiano, pero con destino laboral en Ibiza, que tenía relación personal y familiar con miembros de la banda, daba "apoyo logístico" y vehículos, según han indicado fuentes policiales.

Berto, alias de A.F.G., se había fugado del penal de Burgos en el año 2006 y fue detenido en Madrid con su mujer colombiana y un súbdito marroquí, R.O.H., cuando regresaban de Algeciras con cuatro kilogramos de hachís.

El grupo de Estupefacientes de Bilbao ha arrestado a R.G.D que distribuía en el País Vasco la droga que recibía de la base de operaciones de la banda en Madrid y que había relevado en esa actividad a A.C.L., que había sido detenido meses antes.

En Asturias, la distribución de droga era realizada por Iván G.C., que fue ha sido detenido cuando transportaba 55 kilogramos de hachís en su vehículo desde Málaga y que había entrado en la organización a través de un amigo de la infancia conocido de Berto.

La Policía ha detenido a 21 personas en Gijón, donde, además, ha clausurado un establecimiento de hostelería vinculado a la red, y ha arrestado a otras tres personas en Avilés.