Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Los españoles, cada vez más infieles a su banco de toda la vida

EFE ·01/12/2007 - 11:33h

EFE - Imagen de archivo de un hombre con billetes de euro frente a un banco.

Los españoles son cada vez más infieles a su banco "de toda la vida", ya que el porcentaje de usuarios de banca, tanto individuos como empresas, que concentra todas sus operaciones con una sola entidad ha descendido significativamente en los últimos 22 años.

Según los datos recogidos por la Central de Información de Riesgos (CIR) del Banco de España, los consumidores españoles se han inclinado tradicionalmente por concentrar todas sus operaciones (cuentas, créditos hipotecarios, créditos al consumo) en un solo banco o caja, tendencia que ha comenzado a invertirse.

El cambio sociológico experimentado por la sociedad española en su conjunto se ha reflejado también en los asuntos financieros y así, por ejemplo, si en 1984 más del 85 por ciento de los particulares operaba con una sola entidad, en 2006 ese porcentaje descendió al 77 por ciento.

Con los datos recopilados desde 1984 con todas las operaciones crediticias realizadas en España por un importe superior a 6.000 euros (un millón de las antiguas pesetas), el CIR ha estimado que el número medio de relaciones bancarias de cada individuo era, al cierre de 2006, de 1,2, mientras que en el caso de las empresas esta proporción subió a 2,2.

En concreto, más de la mitad (el 52,4 por ciento) de las empresas se relaciona con una sola entidad financiera a lo largo de su existencia y, aunque esta tendencia se ha mantenido más o menos estable desde 1984 -primer ejercicio del que el CIR dispone de datos fiables-, también aquí se apunta un cambio.

El número de empresas que mantiene relaciones con dos bancos se sitúa en el 22,5 por ciento, mientras que aquellas que acuden a tres entidades apenas supera el 10 por ciento.

En el caso de las empresas, es significativo que a medida que aumenta el número de operaciones disminuye la presencia de una sola entidad, aunque en 2006 un sólo banco o caja suministraba un 27,7 por ciento de la financiación de una empresa.

El informe del CIR permite también distinguir por sectores y por provincias.

Por sectores, en el mundo de la hostelería el número de relaciones bancarias es, de media, del 1,6, mientras que en las empresas de servicios públicos (electricidad, agua, gas) es de más de tres.

Estas diferencias responden, según este informe, a las diferencias de tamaño y de modelo organizativo de las empresas.

Por provincias, en cambio, las diferencias no son muy significativas.

El mayor número de relaciones bancarias se produce en Barcelona (2,5), y el menor en Ávila (1,8).

Madrid, por su parte, presenta una posición intermedia (2,1), por debajo de Valencia, Sevilla y Alicante.

El informe destaca también que las cajas ganan de manera sostenida terreno a los bancos, particularmente en los casos de clientes con mayor número de operaciones bancarias.

Si en 1984 el 72,5 por ciento de las empresas que sólo operaba con una entidad lo hacía con un banco, y el 24 por ciento restante con una caja, en 2006 el reparto era del 41,3 por ciento para los bancos y el 46,2 por ciento para las cajas.