Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

En libertad tres mujeres detenidas el lunes en la redada del País Vasco francés

Agencia EFE ·26/09/2007 - 12:14h

Agencia EFE - En la imagen, agentes junto al café Kalaka, y su gerente, Joan Bidart (2ºd), durante la operación antiterrorista llevada a cabo el lunes en el Pais Vasco francés. EFE

Tres de los quince detenidos en una importante redada del lunes contra radicales violentos en el País Vasco francés, fueron puestos en libertad durante la noche, informaron hoy a Efe fuentes judiciales.

Se trata de las españolas Ageda Goikoetxea y Aitziber Otegi, y de la francesa Karine Leboucher, compañera sentimental de Pantxo Flores, detenido en el bar "Kalaka" de Saint-Jean-Pied-de-Port, que fue registrado de nuevo por los investigadores ayer.

En presuntos casos de terrorismo, los sospechosos pueden permanecer hasta 96 horas en manos de la policía antes de pasar a disposición judicial o ser puestos en libertad.

No se descarta que además de las tres mujeres ya puestas en libertad, otros lo sean en breve.

Entre los arrestados en la operación del lunes había en total seis españoles, tres de ellos cuya detención no estaba prevista, incluidos un presunto etarra y un prófugo de Segi contra los que la justicia española ha emitido euro-órdenes que ya están en manos de la justicia francesa.

Sendas euro-órdenes deben ser notificadas a Urtzi García Montero, quien, según precisó el lunes el ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, está ligado al "comando Donosti" de ETA, desarticulado el pasado marzo en España, y cuya hermana Ainhoa es una ex dirigente etarra capturada en Francia en 2003.

La otra euro-orden es contra Gorka Betolaza, que era el último prófugo de miembros de Segi condenados a seis años de prisión por el Tribunal Supremo de España a comienzos de año.

El Tribunal de Apelación de Pau (suroeste) deberá fijar la audiencia para el examen de sendas euro-órdenes.

El tercer español, cuyo arresto no estaba previsto, es Oskar Bizkai, contra el que no hay reclamaciones pendientes. En 2001 cumplió en España una condena por colaboración con un comando de ETA y es actualmente uno de los portavoces de la organización defensora de los presos de la banda, Askatasuna.

La redada, en el que participaron más de 200 agentes de la Gendarmería, la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y la policía judicial de Bayona era la más importante en varios años contra elementos radicales vascofranceses.

Aunque respondía a la investigación del atentado en junio de 2006 a un complejo hotelero del cocinero Alain Ducasse en Bidarray, la justicia sospecha que varios de los detenidos pueden estar implicados también en otras acciones.

La campaña de atentados nacionalistas contra objetivos esencialmente inmobiliarios y turísticos se ha recrudecido este año, con unas 30 acciones desde enero, muchas con el eslogan "El País Vasco no está en venta".