Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Un ex cartero al frente de la Junta Militar birmana

Agencia EFE ·26/09/2007 - 10:43h

Agencia EFE - Imagen de una protesta en el sur de Filipinas en la que los manifestantes exigen al régimen militar que gobierna Birmania desde hace más de 40 años que no emplee la fuerza bruta en los acuerdos con los monjes budistas. EFE

El general Than Shwe, actual jefe de la Junta Militar de Birmania (Myanmar), decidió cuando tenía 20 años, colgar su bolsa de cartero para incorporarse al Ejército.

También jefe supremo de las Fuerzas Armadas, el general Than Shwe representa el sector más duro del régimen, y han dicho sobre él algunos diplomáticos, que detesta oír el nombre de Aung San Suu Kyi, la líder de la oposición y de la Liga Nacional por la Democracia (LND), que desde junio de 2003 está bajo arresto domiciliario.

Than Shwe nació el seno de una familia pobre de Kyaukse, pequeña localidad de la región de Mandalay, que dejó al cumplir 20 años para convertirse en soldado.

La mayor parte de su carrera militar estuvo vinculada al departamento de guerra psicológica contra la decena de guerrillas étnicas que durante décadas controlaron extensas áreas del norte y noreste del país.

Dos años antes del golpe Estado perpetrado en 1962 contra el gobierno del primer ministro U Nu, Than Shwe ascendió a capitán, en 1978 a coronel y en 1983 fue nombrado jefe militar de la región del suroeste.

En 1985, con el grado de general, Than Shwe fue nombrado viceministro de Defensa, y cuando tres años después estallaron las multitudinarias manifestaciones a favor de la democracia, entró a formar parte del Consejo de Estado para la Restauración de la Ley y el Orden, primera denominación oficial de la Junta Militar.

Than Shwe asumió el 23 de abril de 1992 la jefatura de la Junta Militar y de las Fuerzas Armadas, después de ser durante varios años la "mano derecha" de su antecesor, el general Saw Maung, quien fue apartado del poder a causa de las luchas internas.

Durante las últimas cuatro décadas, los generales han perseguido con sumo ahínco una política de aislamiento, que ha terminado con llevarles a construir un búnker dentro de su propio país.

Considerado un militar supersticioso que con asiduidad busca el consejo de astrólogos, el general Than Shwe dicta también a menudo la política exterior y económica, y se dice que fue quien ordenó la trasladar en 2006 la capital administrativa a Pyinmana, en la región central del país.

Las fotografías de Than Shwe, de 74 años, su mujer Kyaing Kyaing, y la hija de ambos, Tandar Shwe, asistiendo a actos oficiales ocupan casi a diario las portadas de los periódicos, todos sometidos a un estricto control gubernamental.

Than Shwe y su familia dieron la campanada el pasado año cuando se divulgó un vídeo sobre la boda de su hija, que aparecía portando en torno al cuello y peinado decenas de brillantes del tamaño de una nuez, y quien, según se dijo entonces, recibió regalos por valor de 50 millones de dólares.