Domingo, 30 de Noviembre de 2008

1.800 euros para lograr empleo por cada parado

Las CCAA sólo gastarán un 5,5% más en 2009 en políticas de ocupación, por debajo del crecimiento de sus presupuestos

PEDRO GONZÁLEZ ·30/11/2008 - 20:18h

Las peores previsiones de los analistas colocan las cifras de paro en España en los próximos meses por encima de los tres millones de personas, un nivel que no se tenía desde la crisis de 1993.

La estrategia se centra, en el corto y medio plazo, en hacer frente al fantasma del desempleo, ya sea tratando de mantener la actividad económica, o potenciando las actuaciones de formación y recolocación de los trabajadores que pierden su empleo.

En este terreno, las comunidades autónomas tienen un protagonismo destacado. Desde hace diez años tienen la competencia en políticas activas de empleo. El próximo año, dedicarán a estas actuaciones más de cinco mil millones de euros.

En concreto, los proyectos de presupuestos de las comunidades autónomas para 2009 (sin contar el del Principado de Asturias, que acaba de aprobarlo, y todavía no se conocen sus detalles) contemplan un gasto total en políticas de fomento de la ocupación de 5.253 millones.

Toca a algo más de 1.800 euros por cada persona sin trabajo (tomando como referencia la cifra de parados registrados en las oficinas públicas de empleo el pasado mes de octubre, cuando los Ejecutivos regionales aprobaban sus respectivos proyectos de presupuestos), unos tres millones de las antiguas pesetas.

Sin embargo, el fuerte crecimiento del paro en los últimos doce meses, un 37%, no se ha visto traducido de igual manera en las cuentas autonómicas. El gasto en políticas activas para este año equivale a 2.400 euros por cada parado –tomando también como referencia el paro del mes de octubre del año pasado, cuando las comunidades aprobaban las cuentas de 2008–. Eso supone un descenso del 23% en el gasto de media por parado para el año que viene.

Esfuerzo contenido

Este descenso no obedece únicamente al intenso proceso de destrucción de empleo que ha provocado la crisis, centrado sobre todo en el sector de la construcción residencial. Tampoco se aprecia, en términos globales, un especial esfuerzo presupuestario en los programas de fomento de la ocupación.

Las partidas autonómicas en este terreno representan menos del 3% del total de su gasto no financiero. Además, respecto al año en curso, la dotación para empleo proyectada para 2009 aumenta un 5,5%, un porcentaje inferior al del propio crecimiento de los presupuestos, el 6,9% (ver Público del pasado 24 de noviembre).

La mitad de las comunidades contemplan crecimientos en sus políticas de ocupación por debajo de la media (en La Rioja, incluso, desciende). Sí hay otras cinco en las que sí se hará un esfuerzo especial el próximo año: Catalunya, Baleares (ambas con tasas de incremento de casi el 40%), Navarra (con un aumento del 17%), Galicia (con un 11% de crecimiento) y Castilla-La Mancha (un 10% más).

En términos relativos, las diferencias entre las comunidades son también bastante acusadas. Dejando al margen el País Vasco, sin competencias en la materia, entre la autonomía que mayor presupuesto por parado contempla para políticas de empleo, La Rioja, y la que tiene menos, Baleares, existe una diferencia de casi 5 a 1.

Servicio público

Los principales centros gestores de estas políticas son los diferentes servicios públicos de empleo autonómicos (en el País Vasco las desarrolla el Inem estatal), que absorben el 70% del gasto presupuestado. Con ese dinero se costean las actuaciones de intermediación (casar las ofertas de empleo de las empresas con las demandas de ocupación de los parados), formación e incentivos diversos a la contratación.

El resto se gestiona por otros departamentos, como educación para programas de formación o se destina a transferencias para programas de empleo impulsados por los ayuntamientos.

El mapa de los números 

  • 5.235 millones en programas de ocupación: Los programas de empleo solo suponen el 2,8% del gasto total no financiero de las autonomías.

  • 3.774 millones a las oficinas de empleo: Los presupuestos de los 16 servicios públicos de empleo de las comunidades gestionan el 71% del gasto.

  • 4.766 euros para cada parado en Navarra: Con una tasa de paro del 8,3%, es la comunidad que más dinero por parado dedicará a políticas de ocupación

  • 18,3%, paro en Andalucía: El gasto en políticas activas de ocupación de Andalucía, la comunidad con la tasa de desempleo más elevada , será de unos 1.876 euros por parado, en línea con la media de las autonomías.

  • 1.500 euros en las tres grandes: El gasto en fomento del empleo de las tres comunidades más ricas, Madrid, Catalunya y Valencia,  se mueve en los 1.500 euros por parado, menos de la media de las autonomías.

Noticias Relacionadas