Sábado, 29 de Noviembre de 2008

El alza de precios se modera al 2,4%

Se sitúa en el nivel más bajo en 15 meses tras caer 1,2 puntos en octubre

V. ZAFRA / AGENCIAS ·29/11/2008 - 16:03h

La cesta de la compra empieza a dar un respiro a las economías familiares. La subida de precios se moderó sustancialmente en noviembre, gracias a la bajada del precio del petróleo y de los alimentos. El Indice de Precios al Consumo (IPC) cayó 1,2 puntos y se situó en el 2,4%, una tasa que no se veía desde hace 15 meses y que queda muy lejos del 5,3% alcanzado en julio pasado.

En Europa, se produjo un frenazo similar en la inflación, que bajó del 3,2% al 2,1% en tasa interanual. De esa forma, el diferencial del IPC español con el europeo se limitó a tres décimas, el nivel más bajo desde octubre de 2001.

Habitualmente, los precios suben de media un punto más en España que en los países de la zona del euro.

La inflación de noviembre es muy importante para los presupuestos estatales, porque es la que se toma como referencia para actualizar, entre otros aspectos, las pensiones públicas. Con el dato del 2,4%, el Estado tendrá que desembolsar 624 millones de euros para compensar a los pensionistas por su pérdida de poder adquisitivo.

La moderación de precios, superior a la esperada, vino acompañada, sin embargo, del temor de los expertos a que el próximo año se llegue a la deflación (caída de precios).

Desde el Gobierno, se descarta esta posibilidad, pero analistas como José Luis Martínez, de Citigroup, prevén que se produzca una caída el próximo año por la bajada de las materias primas y la recesión.

La otra buena noticia del día la dio el Euribor, que fijó la media mensual de noviembre –la que tendrán en cuenta los que revisen su hipoteca a partir de mediados de diciembre– en el 4,35%. Esa cifra se sitúa por debajo de la de noviembre de 2007, lo que permitirá rebajar las cuotas mensuales de las hipotecas por primera vez en tres años. 

Las plusvalías salvan a las empresas 

El Banco de España dejó ayer patente que la crisis afecta ya de lleno a las empresas españolas. En los nueve primeros meses del año, sólo consiguieron aumentar sus beneficios con las plusvalías de las ventas de participaciones. Eso les salvó y maquilló sus resultados, que subieron un 25,7%, pero que sin los extraordinarios hubieran caído un 3,6%. El director del Servicio de Estudios, José Luis Malo de Molina, explicó que “en el sector empresarial se ha producido una marcada pérdida de dinamismo”, aunque los últimos datos “aún no recogen la intensidad del ajuste del empleo”, que está siendo el canal más poderoso de propagación y amplificación del ajuste económico, informa Efe.