Sábado, 29 de Noviembre de 2008

La carta de derechos acaba en deberes para el usuario de Internet

Todo lo que esté en el interior del domicilio del abonado, incluyendo el router, es su responsabilidad

ANA TUDELA ·29/11/2008 - 16:00h

Será posible cambiar de compañía de móvil en dos días conservando el número. Esa será la mayor novedad en favor del consumidor que encierre la Carta de Derechos del Usuario de Telecomunicaciones anunciada por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros.

El resto de la carta, a cuyo borrador ha tenido acceso Público, tiene pocas novedades, ya que es un compendio de normas ya existentes a las que se ha añadido una disposición adicional: “Obligaciones de los consumidores”.

Entre ellas, se saca de los beneficiarios de la carta de derechos a “los usuarios que actúen como revendedores”. Además se establece como “responsabilidad del abonado” el funcionamiento de todo lo que esté en el interior de su domicilio, incluido, por ejemplo, el router de acceso a Internet, según confirman en Industria. Y se habilita al operador a pedir una fianza a quien se retrase habitualmente en los pagos.
La carta legitima la posición de Industria respecto a un histórico asunto pendiente de resolución por la Audiencia Nacional: si los teléfonos de reclamaciones y de atención al cliente (no de información) deben ser gratuitos, como establece el Reglamento de condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas y si gratis significa coste cero.
Industria vuelve a introducir en este borrador que “el teléfono de atención al cliente tendrá el coste máximo del precio ordinario del servicio de telecomunicaciones”, el mismo que está establecido para teléfonos de atención a consumidores que no son clientes.

22 horas sin Internet

Sebastián aseguró que esta carta incluiría la indemnización por interrupciones del servicio. Lo que se establece es lo mismo que ya se legisló en junio de 2006 como parte del Real Decreto de Condiciones de Prestación de las comunicaciones electrónicas.

Si se corta el servicio telefónico, se indemnizará con cinco cuotas mensuales prorrateado por el tiempo en que no se tuvo conexión. Si se corta Internet, será la cuota mensual más el coste de Internet (o el 50% del precio si se tiene una oferta empaquetada).  

Ahora bien, la indemnización sólo será automática si supera un euro. Para el caso del servicio de telefonía eso supone haber estado desconectado en total en un mes más de 13 horas. Para el de Internet, la desconexión en total tiene que haber sumado más de 21 horas.