Sábado, 29 de Noviembre de 2008

Prohibido especular

Jiménez y Guardiola proponen garra y ambición para el choque (22.00, La Sexta) entre el menos goleado (Sevilla) y el más efectivo (Barça)

RUT VILAR ·29/11/2008 - 08:00h

FERNANDO ZUERAS - Guardiola, durante la conferencia de prensa de ayer.

Hace dos años, un Sevilla-Barcelona marcó el cenit de un ciclo para los andaluces y el final de un ciclo para los catalanes. El Sevilla inauguraba un curso de títulos y gloria UEFA, Copa del Rey y clasificación para la Champions; el Barça, una etapa de despropósitos y fracasos.

Los de Nervión conquistaban ese día la Supercopa de Europa en Mónaco goleando (3-0) a un Barça empachado de la condescendencia de Frank Rijkaard: ese viernes, el técnico permitía que, la mañana de la final, Ronaldinho se paseara por el Principado para promocionar un marca de móvil.

Hoy, Sevilla y Barça vuelven a verse las caras en el inicio de un nuevo ciclo para ambos equipos. Los unos, sin varios de sus baluartes en las últimas temporadas: Alves, Poulsen y Keita. Los otros, sin Ronal-dinho, Deco y Rijkaard. Los azulgrana, con el rumbo encaminado; los andaluces, buscando todavía su sitio.

Ambos clubes mantienen, sin embargo, una filosofía clara: la fuerza del Sevilla nace de su defensa y la del Barça, de su ataque. El equipo de Pep Guardiola es el que más goles ha marcado en Liga y el de Manolo Jiménez, el menos goleado.

"Sin miedo y a dominar el control del juego", proclaman al unísono ambos técnicos, pese al distinto sello que han impreso a sus equipos. Coinciden en el principio, aunque el camino para conseguir su propósito diste un mundo.

El equipo andaluz, con su habitual apuesta por fútbol directo, busca recuperar la eficacia goleadora de sus pareja de delanteros, Kanouté y Luis Fabiano, que no acaban de estar finos en este inicio de campeonato.

"Queremos ganar, no recibir goles y ganar", apuntó ayer Jiménez. "No estamos concretando, pero sí generando ocasiones; es cuestión de rachas. Cuando los delanteros terminen de coger la forma, que lo están haciendo, estoy seguro de que los goles llegarán", añadió el técnico sevillista.

Guardiola también hizo ayer una declaración de intenciones: "Quiero a un equipo ambicioso, que genere cosas. Nuestra idea es ir a por el partido, no quiero un equipo que especule".

El azulgrana dijo estar "más tranquilo" de cara a los próximos cuatro partidos contra sus rivales directos de lo que estaba ante los anteriores.

Intercambio de elogios

Jiménez se refirió al Barça como el equipo "más en forma de Europa". Y Guardiola le devolvió los elogios entrando en el detalle. "Espero a un Sevilla agresivo, como transmite su entrenador", dijo Pep, tras destacar el juego de contraataque de su rival, y elogiar a Kanouté y Luis Fabiano. "Son muy fuertes y aprovechan muy bien el juego directo y los centros de su equipo".

El duelo será especial para Alves y Keita, pilares del equipo andaluz la pasada campaña y ahora en el Barça. Al lateral, tras siete temporadas en el Pizjuán, le ilusiona su vuelta a Sevilla. "Será muy especial. En Sevilla, he crecido muchísimo en lo profesional y en lo personal", aseguró Alves.

El Barça recupera a Puyol y Touré para el partido de esta noche y Etoo volverá al once inicial. El Sevilla no podrá contar con Navas, que cumple partido de sanción.

Ida y vuelta a Sevilla en el mismo día

Con todo el día por delante antes del partido, el Barça se entrenará esta mañana en el Camp Nou antes de viajar a Sevilla, donde se espera que aterrice a las dos de la tarde.

A diferencia de lo que sucede con los árbitros, nada obliga al equipo visitante a pernoctar en la ciudad del partido el día antes. Los colegiados, en cambio, no pueden dormir a más de 50 km. del estadio, excepto si su residencia habitual no está a más de 200 km. Entonces, pueden desplazarse en el mismo día.