Sábado, 29 de Noviembre de 2008

Ordorika, de la rebeldía a la pasión

El cantante vasco presenta la grabación en directo 'Hamar Terdietan. 10.30 P.M.'

PATRICIA GODES ·29/11/2008 - 08:00h

blanca del amo - Cantar en su idioma es "contestatario".

El idioma es lo único que impide que la música de Ruper Ordorika (en euskera) sea tan popular como la de Los Secretos o Joaquín Sabina. En efecto, hombre de su tiempo y profundamente cosmopolita, el rock melódico de Ordorika no ofrecería dificultad alguna para el gran público sino fuese porque ese gran público no soporta no entender las letras.

O, mejor dicho, los programadores de la radio comercial que dirigen el gusto del gran público no quieren que se oiga música que no esté cantada en castellano o en inglés.

Se nota que a Ordorika, que canta en su lengua materna y que ha trabajado siempre a partir de textos poéticos, no le hace gracia que le planteemos la cuestión. "Yo no lo vivo como un problema. Las letras son importantes en todas las canciones y quizás más en mi caso, pero la canción tiene la virtud de ir un poco más allá y me remito a la cantidad de veces que he venido a tocar aquí: es posible establecer una comunicación de otro signo. Tenemos pruebas con miles de canciones que escuchamos en idiomas que no comprendemos y que nos gustan e incluso marcaron vidas enteras".

Ordorika es consciente de la influencia anglosajona en la música de su generación: "Está claro que, por mi edad y por la época en que comencé a cantar, el principio del punk anglosajón constituyó una enorme influencia para mí", confirma. "Pero no me pidas que dé nombres porque ¡Son tantos!".

Ordorika reconoce que posiblemente no se hubiera dedicado a cantar y a componer de no haber entrado en contacto con esa música callejera y rebelde: "Sobre todo al principio, mi vocación musical obedecía a eso, a la rebeldía. La decisión de cantar en euskera resultaba entonces algo incluso contestatario".

Sin afición musical

"Yo digo que sigo una línea vertical que me une con la tradición vasca y la música popular ancestral y que se cruza con una línea horizontal que es la que me conecta con la actualidad y con la música que me llega del exterior".

Nacido en Oñati (Gipuzkoa) en una familia de habla euskara pero sin aficiones musicales, Ordorika "desde niño tenía una afición, casi una pasión por la música".

En 1980, editó su primer álbum, Hautsi Da Anphora, y la pasión se convirtió en profesión. Su último disco, Hamar Terdietan. 10.30 P.M., es una grabación cálida y cercana que no resulta representativa de lo que está presentando sobre los escenarios: "No se trata de repetir el disco, el grupo que me acompaña es diferente, y hemos preparado una combinación de canciones recientes y canciones de mis discos anteriores".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad