Sábado, 29 de Noviembre de 2008

"Desde niño estaba escrito que sería artista"

Cobain íntimo, biografía de la vida creativa del ex líder de Nirvana, está en la calle

 

GUILLAUME FOURMONT ·29/11/2008 - 08:00h

CALEUS BOOKS - Unas de las pocas fotografías de Kurt Cobain en la intimidad con su hija Frances.

"En medio de un charco de grasa de pizza echando harina por la boca / que penetra en mis pulmones / toso, él se ríe y me la mete / Me gustaría patear su caliente y apestoso... / Dios santo, qué estúpido es todo eso". Mientras graba en una cinta palabras dignas de su imagen pública, Kurt Cobain dibuja y juega con su hija Frances, que apenas conoció.

Desde que se pegó un tiro en la cabeza el 5 de abril de 1994, se pensaba que se sabía todo, absolutamente todo, de la vida del ex líder de Nirvana. Pero la imagen de Cobain con su hija en brazos nunca se había visto, tampoco muchos de sus dibujos.

Autor de la biografía más extensa del músico, Heavier Than Heaven (Mondadori, 2005), Charles R. Cross entrevistó durante cinco años a más de 400 personas, leyó documentos cartas, fotografías, diarios de la intimidad de Cobain. Todo no cabía en la biografía y Cross muestra ahora el resultado de sus investigaciones en Cobain íntimo (Caelus Books).

La creatividad de Cobain 

Mientras Gus Van Sant quiso revivir las últimas horas de vida de Cobain en Last Days, este libro es más que una simple biografía. Poco texto y muchas imágenes, desde su infancia hasta su muerte. Copias de cartas, diarios, letras de canciones, dibujos y objetos que hizo el músico son la materia prima de la obra. "Esta es la biografía de su vida creativa", explica Cross.

"Esta es la biografía de su vida creativa"

"El gran sueño de mi madre era que Kurt y yo termináramos en Disneylandia, trabajando allá los dos, con él dibujando", confiesa Kim, la hermana del cantante. Palabras que se confirmarán años más tarde, en 1991, en pleno éxito de Nirvana con el disco Smells like teen spirit, cuando Cobain declaró que "desde muy pequeño estaba escrito que sería un artista".

Su estilo personal se definió en el instituto. Un dibujo a lápiz muestra una pareja de rockeros punk ancianos. Alguien se lo compró por unos pocos dólares y el dibujo terminó en el Museo Experience Music Project de Seattle. Ya conocido músico, Cobain no dejó de coleccionar juguetes y maletines de merienda.

Otra biografía de Kurt Cobain, pensarán algunos, aunque los dibujos y el mundo que rodeaba al ex líder de Nirvana fuera de la música ayudan a entender las palabras que escribió para despedirse: "Es mejor quemarse que desaparecer".