Viernes, 28 de Noviembre de 2008

Bono niega que los diputados sean vagos como dicen los "deslenguados"

El presidente del Congreso remarca que defiende a "todos y cada uno de los diputados", al margen del partido al que pertenezcan 

EFE ·28/11/2008 - 11:27h

El presidente del Congreso, José Bono, ha hecho hoy una encendida defensa de la labor de "todos y cada uno" de los diputados, y ha negado tajantemente que sean "vagos", como a su juicio señalan personas "deslenguadas" porque el hemiciclo pueda aparecer semivacío en las sesiones plenarias de la Cámara Baja.

"Es una indecencia decir que cuando el hemiciclo está semivacío es porque los diputados están en el bar o en la cafetería. Es mentira", ha afirmado de forma rotunda.

Bono ha remarcado que defiende a "todos y cada uno de los diputados", al margen del partido al que pertenezcan, y ha advertido de que no se puede "cargar las tintas en el tiro al diputado sencillamente porque resulte muy socorrido".

Asuntos menos técnicos 

Sí ha explicado el presidente de las Cortes que sería conveniente que en los plenos del Congreso se discutieran asuntos menos técnicos y de mayor interés político, de manera que las cuestiones de menor calado público se debatieran exclusivamente en comisión.

Únicamente se permite al público asistir a los plenos

En este sentido, ha sugerido la posibilidad de que se pueda dar cabida al público en las sesiones de las comisiones parlamentarias.

Ahora, únicamente se permite al público asistir a los plenos.

Episodio equivocado 

José Bono ha hablado de las últimas polémicas en el seno de la Mesa del Congreso, y ha admitido haberse equivocado en el manejo del episodio por la frustrada colocación de una placa a la monja santa Maravillas de Jesús , en el que tuvo que dar marcha atrás por la oposición del grupo socialista pese al acuerdo unánime de la Mesa.

"Yo soy humano, y de vez en cuando me equivoco, y esa equivocación la asumo", ha puntualizado tras relatar que el problema derivó de que a la Mesa no le dio tiempo a explicar debidamente en que consistía su decisión de colocar la placa, a su entender justificada únicamente por la "notoriedad" de la monja canonizada.

Sobre la "herida" que esta cuestión pueda haber abierto entre él y el grupo socialista, ha manifestado que no sólo se siente "apoyado" por su partido, sino "muy querido", y ha revelado que a los diputados que le criticaron por la placa de homenaje él mismo les reconoció que habría hecho "lo mismo" si hubiera dispuesto de la misma información que ellos tenían sobre el caso.

Cómodo en el cargo 

Respecto al grupo popular y la posibilidad de que a partir de ahora vete todas sus propuestas, como ha ocurrido con la idea de invitar a deportistas y famosos a leer la Constitución en el hemiciclo, se ha limitado a apuntar que él se siente "cómodo" en el cargo.

Eso sí, ha dicho también que todavía tiene que "aprender" desde la Presidencia, y ha reiterado que no veía dificultad alguna en celebrar el XXX aniversario de la Carta Magna con una lectura a cargo de 350 niños, que según ha subrayado "no votan", y personajes famosos elegidos por ellos, sobre todo deportistas de renombre.

Bono asegura que ha admitido a renunciar a los famosos "de buen grado"

Finalmente, únicamente serán los niños quienes lean capítulos de la Constitución; Bono asegura que ha admitido a renunciar a los famosos "de buen grado" por si alguien ve "partidismo" en su elección.

Por otro lado, el presidente del Congreso, católico practicante, ha afirmado sobre la presencia de símbolos religiosos en las instituciones públicas, a raíz de la sentencia que obliga a retirar crucifijos de un colegio de Valladolid, que en este tipo de cuestiones, cuando hay controversia, prima el "imperio de la ley" expresado a través de las decisiones de los jueces.

Noticias Relacionadas