Viernes, 28 de Noviembre de 2008

Aguirre: "Imposible más desvelos que los de Moratinos, Zapatero y De la Vega"

La presidenta de la Comunidad de Madrid agradece con efusividad las gestiones del Gobierno para facilitar su repatriación durante los atentados de Bombay (India) 

PÚBLICO. ES ·28/11/2008 - 09:32h

EFE - La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, a su llegada ayer a la rueda de prensa.

Un día después de haber aterrizado sana y salva en Madrid tras haber huido del infierno terrorista de Bombay (India), la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, empieza a ser consciente de por lo que ha pasado.

"Recibo mensajes al móvil que me dicen 'los gatos tienen siete vidas, cuida las que te quedan", ha asegurado Aguirre en RNE.  

La presidenta de la Comunidad de Madrid, quien ha negado —en Telecinco— haber dejado en la estacada a sus acompañantes, ha agradecido con efusividad las gestiones del Gobierno para facilitar su repatriación.

"Los trámites funcionaron admirablemente bien. Imposibles más desvelos que los de Moratinos, Zapatero o De la Vega para mi repatriación", ha reconocido Aguirre.

Ensalada de tiros 

Con el paso de las horas, la lideresa del PP ha reconocido que empieza a ser más consciente de que se jugó la vida.

"Cuando arreciaron las ráfagas me tiré detrás de la recepción"

"Cuando ya arreciaron las ráfagas y la ensalada de tiros me tiré detrás de la recepción. El alcalde de Majadahonda decía que las balas pasaban sobre nuestras cabezas", ha recordado Aguirre, reiterando su versión de ayer.

"Recorrimos cocinas, lavanderías, despachos de los directores, un salón de bodas y no nos querían dejar salir. Cuando vieron que había fuego en la recepción del hotel, decidimos salir sí o sí", ha repetido la presidenta de la Comunidad, quien no vio a ningún terrorista en ningún momento.

Charcos de sangre 

Aguirre, quien ha vuelto a narrar su odisea sobre charcos de sangre e intensos atascos antes de llegar al aeropuerto, ha asegurado que su instinto ante las adversidades es el de "la serenidad y la presencia de ánimo".

"Si llegamos a estar tomando una copa en los sofás del hotel, pues fíjese. Rezo mucho para que liberen pronto a los secuestrados", ha afirmado Aguirre, quien ha explicado el porqué de sus calcetines en la rueda de prensa de ayer por la mañana. "Aparecí con lo puesto y hacía mucho frío", ha argumentado Aguirre.

Noticias Relacionadas