Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Se hunde la legendaria cadena Woolworths

Con casi un siglo de existencia, era un emblema del comercio británico

LOURDES GÓMEZ ·27/11/2008 - 22:09h

Un emblema en quiebra.

La cadena Woolworths, emblema comercial del Reino Unido, se ha declarado en quiebra administrativa con una deuda de 385 millones de libras (unos 460 millones de euros).

Ni la intervención del Gobierno para impulsar un posible plan de rescate salvó de la inminente ruina a la legendaria institución, fundada en Liverpool en 1909 y dedicada a vender sobre todo artículos del hogar y juguetes. Los bancos cortaron el grifo y la empresa quedó ayer en manos de la consultora Deloitte, administradora del proceso.

El primer ministro ayer prometió hacer lo posible por mantener abiertos los 815 locales comerciales en la recta hacia la Navidad. El periodo festivo es el más lucrativo para Woolworths, con un 80% de sus ventas anuales. Pero el futuro de las tiendas es incierto y el paro se dibuja como el horizonte más probable para muchos de los 30.000 empleados del grupo.

Woolworths salvó muchos baches en el pasado, pero no ha podido luchar contra la crisis crediticia. Llevaba meses a la deriva, con artículos de escaso interés y sin poder competir con los supermercados. Intentó salir a flote traspasando el negocio, por una libra (1,2 euros), a una compañía experta en reestructuración, pero la negociación se rompió esta semana.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad