Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Fumar también agrava la artritis reumatoidea en afroamericanos

Reuters ·27/11/2008 - 16:53h

Por Amy Norton

Fumar cigarrillos exacerba la artritis reumatoidea (AR) en los afroamericanos que acaban de recibir el diagnóstico de esa enfermedad inflamatoria de las articulaciones, sugirió un nuevo estudio.

La artritis reumatoidea es una enfermedad autoinmune, es decir un tipo de trastorno en el que el sistema inmune ataca los tejidos corporales.

En el caso de la AR, el sistema inmunológico ataca el tejido que recubre las articulaciones, lo que produce inflamación, dolor, rigidez y pérdida de la funcionalidad.

Ahora, un equipo de investigadores halló que, entre 300 adultos negros con AR, los fumadores eran más propensos a tener crecimientos subcutáneos llamados nódulos, que están asociados con la artritis reumatoidea más grave.

Los fumadores solían tener también niveles en sangre más altos de ciertos anticuerpos llamados factor reumático, que son proteínas del sistema inmune que protegen los tejidos, señaló un informe publicado en Annals of the Rheumatic Diseases.

Estudios previos sobre pacientes blancos asociaron el tabaquismo con una mayor gravedad de la AR.

Este último trabajo amplía esos resultados a los afroamericanos, una población desatendida en cuanto al estudio de la artritis reumatoidea, señaló el autor principal, el doctor Ted R. Mikuls, del Centro Médico de la University of Nebraska, en Omaha.

El aumento de la enfermedad nodular y del factor reumático registrado entre los fumadores tendría "efectos importantes", dijo Mikuls a Reuters Health.

Los nódulos generados por la AR están generalmente asociados con una mayor deformidad articular y en esos pacientes la artritis suele afectar los tejidos que rodean las articulaciones, como los ojos, los pulmones y los vasos sanguíneos.

Los nódulos y un alto factor reumático, dijo Mikuls, están asociados con un peor pronóstico de la enfermedad, incluida una alta tasa de cardiopatías y muerte precoz.

El nuevo estudio, opinó Mikuls, sugiere que los fumadores con artritis reumatoidea mejorarían su estado si abandonan la adicción, pero se necesitan estudios para confirmarlo.

Pero aún sin esos estudios, "esos pacientes deben recibir información sobre la importancia de la cesación tabáquica tan sólo por su salud general", agregó el experto.

FUENTE: Annals of the Rheumatic Diseases, noviembre del 2008

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad