Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Los comercios catalanes no darán bolsas

La Generalitat pretende reducir su uso un 30% en 2009 y hasta un 50% en 2012. La norma entrará en vigor el próximo 1 de enero

A. NEF ·27/11/2008 - 16:12h

Las cadenas de supermercados y los comercios de Catalunya no podrán distribuir entre sus clientes bolsas de plástico con asas de manera gratuita a partir del 1 de enero de 2009. Para hacerlo, estarán obligados a cobrar por ellas o, en el caso de que el usuario renuncie a utilizarlas, deberán descontar su coste de la factura de la compra.

Según el diputado de ICV-EUIA Daniel Pi, el Parlament prevé aprobar en el último pleno del año una enmienda a la Ley de acompañamiento de los Presupuestos a petición de ICV cuyo fin es "visualizar el coste" de las bolsas de plástico con asas distribuidas en las cadenas de supermercados. La enmienda, que cuenta con el apoyo del PSC y ERC, busca además contribuir a la reducción de su uso hasta un 30% en 2009 y hasta el 50% en 2012. "El modelo que no se podrá utilizar es el de ahora de ¿Quiere otra bolsa?", argumentó el diputado, que alegó que el mecanismo del regalo "desincentiva el uso racional".

"El modelo que no se podrá utilizar es el de ahora de ¿Quiere otra bolsa?"

Según Pi, con esta medida "no se cierra el proceso" para disminuir el uso de las bolsas de plástico y, en función de los resultados obtenidos, se barajarán otras herramientas que permitan una regulación específica.

Actualmente, algunas cadenas de supermercados ya hacen pagar el precio de las bolsas de plástico o descuentan su valor a los clientes, tras haber llegado a un acuerdo voluntario con la Agencia de Residuos de Catalunya.

150 bolsas por persona

Las bolsas de plástico no son objetos inocuos para el medio ambiente por dos motivos esenciales: la gran cantidad de bolsas que se producen (150 bolsas por persona y año aproximadamente) y la naturaleza no biodegradable del plástico con que se fabrican. Además, es un producto que tiene un ciclo de vida de tan sólo doce minutos.

Por ello, son varias las alternativas que han surgido en los últimos años. Actualmente existen bolsas realizadas con productos biodegradables, como la bolsa de polietileno, la bolsa de plástico oxi-biodegradable o la bolsa de almidón de maíz.

La UE ha determinado que antes de 2020 el cincuenta por ciento de los residuos plásticos tendrá que ser reciclado de forma adecuada.