Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Comer pescado evitaría el deterioro renal en los diabéticos

Reuters ·27/11/2008 - 15:03h

Comer pescado al menos dos veces por semana reduciría la incidencia de enfermedad renal en los pacientes con diabetes, según los hallazgos de un estudio británico.

Pese a que se aconseja a los diabéticos limitar la ingesta de proteína para demorar el avance de la enfermedad renal, observaciones recientes sugieren que el beneficio para los riñones estaría relacionado con "la fuente de proteína en lugar de la cantidad", señalaron los investigadores en American Journal of Kidney Diseases.

Los expertos añadieron que la evidencia de ese beneficio es escasa, aunque existen estudios que relacionan el pescado con mejores resultados en las personas con diabetes.

La doctora Amanda I. Adler, de la Unidad de Epidemiología de la Oficina de Investigación Médica en Cambridge, y otros científicos realizaron un análisis sobre 22.000 sujetos.

Entre los 517 pacientes con diabetes, la prevalencia de la proteína albúmina en la orina, o macroalbuminuria, que es un indicador de enfermedad renal, era del 8,3 por ciento.

Según las respuestas a cuestionarios sobre alimentación, el 18 por ciento de los diabéticos que comía pescado menos de una vez por semana tenía macroalbuminuria, comparado con el 4 por ciento de aquellos que incluían el pescado en su dieta más de dos veces por semana.

Tras ajustar los datos por factores clínicos, sociales, demográficos, de estilo de vida y alimentarios, el consumo regular de pescado se mantuvo como un vaticinador importante de ausencia de macroalbuminuria entre los diabéticos.

El equipo de Adler sugiere que "la composición única de nutrientes del pescado" evitaría el daño renal, al favorecer el control del azúcar en sangre o mejorar el perfil lipídico.

Los investigadores sugieren que estos resultados establecen el escenario para la realización de ensayos de intervención nutricional que determinen cuáles son los mejores tipos de pescado, modos de preparación y frecuencia en la dieta para proteger mejor los riñones de los pacientes con diabetes.

FUENTE: American Journal of Kidney Diseases, noviembre del 2008