Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Leguina acusa a los "nuevos socialistas" de confundir "laicismo con anticlericalismo"

El ex presidente socialista de la Comunidad de Madrid reflexiona sobre los hechos que la semana pasada llevaron a la Mesa del Congreso a retractarse de su decisión de colocar una placa de homenaje a sor Maravillas 

PÚBLICO.ES ·27/11/2008 - 14:44h

Joaquín Leguina, ex presidente socialista de la Comunidad de Madrid, ha arremetido hoy contra el PSOE por no ocuparse, a su entender, de las cosas que realmente preocupan a los ciudadanos, y le ha exigido un baño de realismo y unas gotas de coherencia y de decencia intelectual.

Leguina ha acusado al "nuevo socialismo" de "confundir el laicismo con el anticlericalismo, cosa, esta última, mucho más primaria".

Leguina publica hoy un artículo en su blog de internet, titulado Maravillas, en el que reflexiona sobre los hechos que la semana pasada llevaron a la Mesa del Congreso a retractarse de su decisión de colocar una placa de homenaje a sor Maravillas.

Honrar a las personas

"Si las placas conmemorativas han de servir para honrar a las personas que alcanzaron en vida la excelencia dentro de su oficio, ¿sor Maravillas merece esa placa?", se pregunta retóricamente Leguina.

"¿Sor Maravillas merece esa placa?"

A renglón seguido, sugiere la posibilidad de que ese "nuevo socialismo" consista en reescribir la historia e inquiere, a este respecto, si se van quitar los nombres de los santos de las calles y de las plazas de toda España.

La conexión rusa 

Pero tampoco se olvida de la actualidad económica y de la posible venta de Repsol a la petrolera rusa Lukoil, tema este último que aprovecha para criticar al Comité Federal del PSOE, que no abordó el asunto en su reunión del pasado sábado.

Bromea al interpretar que los socialistas se ocupan de "tan elevadas tareas" como la placa de sor Maravillas y, sin embargo, el "enredado asunto de la conexión rusa" no les interesa.

En este contexto, opina que los cerca de 250 miembros del Comité Federal se dedicaron a "oír al líder desgranar su enésimo 'paquete de medidas'" cuya financiación "no se contempla en los Presupuestos Generales que se están tramitando en las Cortes".

"¡Qué maravilla!" 

Ironiza también al exclamar "¡qué maravilla!" después de conocer que el sábado se aprobó una resolución política según la cual "el Gobierno de España, con José Luis Rodríguez Zapatero a la cabeza, ha liderado una auténtica ofensiva para impulsar la reactivación económica mundial"

Mientras "algunos notables socialistas" se dedicaban a diseñar un "insólito y novedoso" modo de producción "sin egoísmo", dice Leguina, no se ocuparon en cambio de Repsol, aunque tuvieron tiempo "para darle un coscorrón" al presidente del Congreso, José Bono, "por una gravísima desviación ideológica", en alusión a la placa de la monja.

 

El recurso Gallardón 

La polémica en torno a  la placa de sor Maravillas, lejos de terminar, se prolonga en el tiempo con nuevas noticias. Según informa el diario ABC, la mesa del Congreso medita pedir a Gallardón que ponga la placa de la santa en la fachada del edificio del Congreso, situado en el número 40 de la Carrera de San Jerónimo, justo donde nación sor Maravillas.

Según explica el diario, Bono barajaba esa posibilidad antes de que surgiera la polémica a raíz de la propuesta de poner la placa de la santa en una de las salas del Parlamento.

Fuentes parlamentarias consultadas por este periódico dicen que "la vía del Ayuntamiento está abierta". Sin embargo, explican que este no es un buen momento y que esperarán al adecuado, aprovechando las buena relación, dicen, que mantienen el alcalde de Madrid y el presidente del Congreso.

Noticias Relacionadas