Jueves, 27 de Noviembre de 2008

"Los heridos españoles no corren peligro de muerte"

El cónsul de España en Bombay, César Alba, confirma que España enviará un avión a la ciudad india para rescatar a los españoles involucrados en los atentados

EUROPA PRESS ·27/11/2008 - 09:40h

El cónsul de España en Bombay, César Alba, ha asegurado que España estudia enviar un avión desde Madrid para recoger a los españoles que permanecen en Bombay, entre ellos diez miembros de la delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid y varios eurodiputados, que permanecen refugiados en un hotel afectados por la ola de ataques terroristas que ha sacudido Bombay y que ha provocado la muerte de 101 personas y varios centenares de heridos.

En declaraciones a los periodistas en el Palacio de Viana, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos que el avión saldrá de Bombay una vez se consiga reunir a todos los españoles, que se encuentran en distintos lugares para repatriarlos "lo más rápidamente posible

Asimismo, la Comisión Europea (CE) también está barajando la posibilidad de enviar un avión conjunto para repatriar a los afectados europeos atrapados en la ciudad.

Tanto el embajador como el cónsul general de España en Bombay, César Alba, permanecen en contacto con los españoles que permanecen en la capital financiera de la India cuya cifra no ha podido aún ser concretada, según ha explicado el ministro.

"Se están recabando datos para reagrupar al máximo a todos los españoles que deseen regresar a España: en torno a una cifra de unas cuarenta, cincuenta personas", ha agregado.

Aguirre, sorprendida

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la delegación que le acompañaba en su viaje oficial a India se vieron sorprendidos ayer por un intenso tiroteo en Bombay, cuando se encontraban registrándose en el hotel Oberoy de la ciudad.

Los españoles desalojados pudieron refugiarse en otro hotel

Aguirre y quienes viajaban con ella fueron desalojados de las instalaciones, pero varios empresarios continúan escondidos en una de las habitaciones de la planta 14 del hotel, a la espera de que se rindan o de que lleguen las fuerzas de seguridad. El cónsul dejó claro que no son rehenes, sino que ya se encontraban hospedados cuando los terroristas tomaron el hotel.

Por su parte, los diez miembros del Gobierno de Madrid que fueron desalojados, quedaron retenidos por un cordón policial en un malecón a escasos metros de donde se estaban produciendo las explosiones aunque posteriormente pudieron refugiarse en otro hotel, lejos del perímetro donde se estaban produciendo los ataques.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad