Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Asesoramiento telefónico ayuda a mantener el peso tras adelgazar

Reuters ·26/11/2008 - 15:31h

El servicio de consejería telefónico ayudaría a no recuperar por mucho tiempo el peso perdido, según sugirió un nuevo estudio.

Los autores hallaron que entre más de 200 obesas que finalizaron un programa para adelgazar, quienes siguieron recibiendo asesoramiento, ya sea en persona o por teléfono, lograron no recuperar el peso con más éxito que las mujeres que siguieron recibiendo folletos con consejos alimentarios.

El asesoramiento psicológico, o "counseling", telefónico fue tan efectivo como las sesiones cara a cara.

Esto sugiere que la consejería remota sería una forma conveniente y relativamente económica de ayudar a adelgazar, en especial a los residentes de áreas rurales con pocos servicios de salud disponibles, publicó Archives of Internal Medicine.

Todas las participantes vivían en condados rurales en Florida. Los gastos de viaje demostraron que aunque el asesoramiento personal era útil, también era más costoso, indicó el equipo dirigido por Michael G. Perri, de la University of Florida, en Gainesville.

"El counseling telefónico es una opción efectiva y económica para el manejo del peso a largo plazo", escribieron los autores.

El estudio incluyó a 234 obesas que durante seis meses participaron en un programa para adelgazar con sesiones en grupos pequeños sobre cómo comer saludablemente y hacer una rutina física en el hogar.

Al final del programa, las mujeres pesaban unos 10 kilos menos.

El equipo las dividió al azar en tres grupos: uno recibió asesoramiento cara a cara semana de por medio durante el siguiente año; otro recibió la misma asesoría pero por vía telefónica y el tercer grupo (control) recibió folletos periódicos con consejos alimentarios generales.

Las mujeres de las dos cohortes tratadas con asesoramiento podían hablar con los consejeros sobre cualquier problema que tuvieran para mantener el nuevo estilo de vida saludable y recibían recomendaciones sobre cómo superar esos escollos.

Al año, el equipo observó que las mujeres de esos dos grupos habían recuperado apenas unos 90 gramos de peso, a diferencia de los 3,6 kilos promedio en el grupo de control.

La extensión del "counseling" dio buen resultado, por lo menos parcialmente, porque ayudó a las mujeres a controlar la alimentación.

Las participantes de esos dos grupos eran más propensas a cumplir las recomendaciones del programa de llevar registro de lo que comían diariamente y la cantidad de registros diarios que realizaba cada mujer estaba directamente asociada con el éxito de su adelgazamiento en el largo plazo.

Estos resultados, sostuvo el equipo, "destacan el papel crítico que tendría el control vigilante de la alimentación en la etapa de mantenimiento del peso logrado".

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 24 de noviembre del 2008