Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Provisiones más flexibles para la banca

El Banco de España permitirá que puedan tener más margen para tirar de su fondo anticrisis

V. Z. / P. G. ·26/11/2008 - 22:24h

El Banco de España ha acabado por aceptar las peticiones de las entidades de crédito y ha suavizado el sistema de las provisiones por insolvencia, la hucha de bancos y cajas para las épocas de vacas flacas.

El supervisor financiero ha aprovechado la reforma de las normas contables bancarias para introducir “mejoras” en el mecanismo que regula las llamadas provisiones genéricas, una particularidad de la normativa española establecida en los años noventa como mecanismo de protección ante un eventual aumento de la morosidad.

Estas provisiones se dotan en función del volumen de créditos concedidos por cada entidad y de acuerdo con unos baremos muy complejos marcados por el Banco de España.

Tales baremos marcan un máximo y un mínimo para estas provisiones; esto es, un techo que se alcanza cuando el banco o la caja ha acumulado una cantidad más que suficiente para cubrir sus eventuales riesgos, y un suelo para evitar que esta partida se agote completamente.

Es esta la parte que se modifica ahora para que cada entidad pueda modularla en función de su política de cobertura del riesgo y de las características de su cartera crediticia. Esto es, tendrán mayor margen para tirar de estas provisiones ahora que ha comenzado a subir la morosidad por las crisis.

Precisamente, las provisiones genéricas fueron diseñadas para situaciones como la actual: aumenta su volumen en la época boyante y desciende en épocas de crisis, pues se utiliza para dotar las provisiones específicas, ligadas a riesgos o situaciones de morosidad concretas, y de ese modo no afecta a los resultados de la entidad.

Las entidades financieras acumulaban en septiembre 41.086 millones de euros para coberturas, de las que más de 15.000 millones corresponderían a las provisiones específicas, que han venido aumentando con el crecimiento de la morosidad de los últimos meses. Los impagos alcanzan ya el 2,6% de los créditos. Los técnicos del Banco de España creen que la hucha de bancos y cajas podría hacer frente a más del doble de morosidad.

 

Las entidades ya sacan de la hucha

Las entidades financieras ya se están viendo en la necesidad de tirar de su hucha anticrisis. Santander, BBVA y Popular han anunciado que van a comenzar a hacer uso de sus provisiones genéricas, una vez que los créditos morosos han roto la barrera del 2%. El banco de Emilio Botín acumula unas provisiones genéricas de 6.300 millones; las del BBVA se le acercan y rondan los 5.800 millones, y el colchón del Popular alcanza los 1.600 millones. Los grandes bancos españoles confían en esta cómoda situación financiera para hacer frente al deterioro de la situación económica, que reducirá su negocio, pues la demanda de crédito baja, y elevará sus riesgos al aumentar los impagos. El margen de actuación será, además, algo mayor ahora con la nueva Circular Contable del Banco de España, que flexibiliza el mecanismo de las provisiones bancarias. La norma debe publicarse en el Boletín Oficial del Estado para que entre en vigor oficialmente.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad