Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Las centrales nucleares cierran el año con 66 sucesos

Son 30 menos que el año pasado, que se cerró con 96, pero la gravedad de algunos de ellos ha sido muy superior, como en el caso de Ascó y Vandellós

PÚBLICO.ES/EFE ·26/11/2008 - 20:26h

Albert Gea - Ciudadanas ante la central de Ascó ayer.

Las centrales nucleares españolas han notificado durante este año un total de 66 sucesos, treinta menos que los que se comunicaron el pasado año, aunque entre ellos figura el ocurrido en Ascó 1 (Tarragona), donde se detectó una fuga de partículas radiactivas.

Los datos han sido revelados en la Comisión de Industria por la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear, Carmen Martínez Ten, quien ha presentado el informe de actividades de este organismo correspondiente a 2007 y ha detallado lo ocurrido en Ascó 1 y en Vandellós, donde se declaró una prealerta de emergencia el pasado 24 de agosto tras un incendio en un generador.

España tiene un promedio de siete sucesos por reactor al año

Carmen Martínez Ten ha estimado que el número medio de sucesos notificados al año por cada reactor nuclear en España es similar al de los países con una mayor tradición nuclear, como Estados Unidos, el país con mayor número de centrales (más de cien) o Francia, el país que tiene un mayor porcentaje de electricidad de origen nuclear.

España tiene un promedio de siete sucesos por reactor al año, una cifra ligeramente superior a la de Estados Unidos (cinco sucesos por reactor al año), igual a la de Alemania e inferior a la de Francia (10 sucesos).

Menos sucesos, pero más graves

Martínez Ten ha insistido en que, a pesar de la percepción social de que este año han aumentado los sucesos en las centrales nucleares, los datos demuestran que ésos han disminuido (96 el pasado año frente a 66 en lo que va de año).

Sí ha observado que el pasado año todos los sucesos fueron clasificados con un "nivel 0" (sin significación para la seguridad) excepto uno ocurrido en Ascó 2, que se clasificó en el nivel 1 (anomalía), y este año el ocurrido en Ascó 1 se ha catalogado como de nivel 2 (incidente).

La Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), a la que España se sumó en 1990, clasifica cada suceso en una escala del 0 al 7 teniendo en cuenta tres criterios: el impacto fuera del emplazamiento, el impacto en el emplazamiento y la degradación de la defensa en profundidad.

En su intervención, la presidenta del CSN ha advertido de la utilización por parte de algunas organizaciones de informaciones "descontextualizadas" que generan una alarma a su juicio "injustificada" y que no están suficientemente contrastadas desde el punto de vista técnico y científico.

Críticas a la gestión del CSN

El portavoz popular en la Comisión, Javier Gómez Darmendrail, ha reprochado a la presidenta del CSN que responsabilice siempre a las empresas y a los titulares de las centrales de lo ocurrido y que haya "amenazado" a algunas industrias con revisar las concesiones.

Según Darmendrail, los sucesos más graves registrados en las centrales nucleares "ocurren siempre cuando gobierna el PSOE", y ha responsabilizado a la actual presidenta del CSN de los ocurridos durante los últimos meses.

El diputado del PP ha acusado a Martínez Ten de haber hecho "poco" por la seguridad nuclear, de vivir "de la herencia" de la presidencia anterior y de utilizar la página web del CSN como un "book" de fotos personal.

Jordi Jané (CiU) ha valorado cómo se gestionó la crisis de Ascó 1, pero no cómo se gestionó la información sobre la misma, y ha dicho que esto no ha contribuido a aumentar la confianza en la energía nuclear y sí a aumentar los recelos y la desconfianza.

El diputado de IU-ICV Joan Herrera ha acusado al CSN de haber "minimizado" lo ocurrido en Ascó, ha asegurado que todavía se desconoce la cantidad total de la fuga radiactiva, y ha urgido al organismo regulador a tomar la decisión de "parar" las centrales nucleares de Ascó 1 y 2 y Vandellós.


Noticias Relacionadas