Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Un socavón en la obra del metro se traga un quiosco en Sevilla

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·26/11/2008 - 20:40h

Un quiosco de Puerta de Jerez, en el centro de Sevilla, desapareció este miércoles literalmente de la faz de la tierra, tragado por un socavón de más de seis metros resultante de una filtración de agua en las obras del metro. “La tierra se lo tragó como en las películas de terror”, relató Juan Ariza, dueño del quiosco. No hubo heridos.

El punto del hundimiento, a dos metros de la valla de la obra, es una franja de cuatro metros de ancho por la que pasan miles de personas al día, ya que, debido a las obras de la estación de metro, es el único acceso a la avenida de la Constitución y la calle San Fernando, dos vías de gran tránsito. “Estamos preocupados por lo que ha pasado y por el riesgo de que se pueda repetir en el futuro”, declaró el presidente de la asociación de vecinos de la zona, Pablo Barbecho.

El dueño del negocio, su mujer y su hija de seis años resultaron ilesos. Él salió primero al notar movimientos y luego sacó “de un tirón” a su esposa y a la niña. La mujer, tras relatar con aparente tranquilidad el accidente a los periodistas, sufrió un ataque de ansiedad.

El siniestro dejó un agujero de más de seis metros de profundidad. El quiosco, de tres metros y medio, ni siquiera se veía desde la superficie.

La inauguración de esta línea del metro estaba prevista para el próximo 21 de diciembre. El consejero de Obras Públicas andaluz, Luis García Garrido, afirmó que aún es pronto para saber si esta fecha se mantendrá.