Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Galletas de grasa humana por una buena causa

La empresa holandesa que aseguraba fabricar galletas para el Tercer Mundo a partir de grasa humana de las liposucciones es un montaje artístico para denunciar las dificultades de acceso a la alimentación en algunas zonas del mundo

EFE ·26/11/2008 - 14:00h

La empresa holandesa que aseguraba fabricar galletas para el Tercer Mundo a partir de grasa humana obtenida en operaciones de liposucción es un montaje artístico cuya pretensión es denunciar las dificultades para acceder a la alimentación en algunas zonas del mundo.

El fabricante de las galletas, Irfak, que publicita sus productos en internet, es una entidad ficticia ideada por la artista Mieke Smits, que se hace pasar por fundadora del proyecto empresarial.

El montaje forma parte de la exposición de arte "Glocal Affairs", centrada en la interrelación entre las escalas globales y locales y que actualmente se puede visitar en la ciudad holandesa de Maastrcht.

El programa de actualidad de la televisión holandesa  Netwerk ha anunciado que esta noche emitirá un reportaje especial sobre el supuesto proyecto de Irfak.

50% grasa humana, 50% azúcar

La página web creada para promocionar el montaje explica que Irfak recicla la grasa humana sobrante de liposucciones para elaborar galletas y otros productos alimenticios para enviar a países en vías de desarrollo o en situación de emergencia, por ejemplo por conflictos armados.

La supuesta fundadora del proyecto empresarial y en realidad artista indica que uno de sus productos, cerrado herméticamente para poder ser distribuido incluso en las situaciones más adversas, está compuesto de un "50% de grasa humana, otro 50 por ciento de azúcar y una enorme cantidad de vitaminas añadidas".

También anuncian el sorteo de una liposucción cada medio año, para atraer donantes

También anuncian el sorteo de una liposucción cada medio año, para atraer donantes.

En junio de 2007 una televisión holandesa emitió un reality show en el que una donante de riñón tenía que elegir a quién cedía este órgano, entre varios candidatos enfermos, lo que finalmente resultó ser un montaje para concienciar a la población sobre la importancia de las donaciones de órganos.

Este programa ha sido galardonado con un Emmy, uno de los premios más prestigiosos en el negocio televisivo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad