Miércoles, 26 de Noviembre de 2008

Suspenden todos los vuelos en el aeropuerto de Bangkok debido a las protestas

Al menos 20 personas resultaron heridas a primeras horas de la mañana en varias explosiones. Los turistas empiezan a ser evacuados

AGENCIAS ·26/11/2008 - 04:53h

Miles de turistas retenidos en el aeropuerto internacional de Bangkok, sitiado desde la madrugada por los manifestantes antigubernamentales, han comenzado a ser evacuados a hoteles de los alrededores, informaron hoy fuentes oficiales.

Las autoridades del aeródromo de Suvarnabhumi se disculparon ante los turistas por las molestias causadas antes de despacharles en autobuses y furgonetas a sus centros de hospedaje.

Seguidores de la opositora Alianza del Pueblo para la Democracia, algunos de ellos provistos de palos y barras metálicas, asaltaron de madrugada el aeropuerto y desalojaron a los trabajadores. Poco después, las autoridades anunciaron el cierre temporal del recinto, y varias aerolíneas internacionales suspendieron todos sus vuelos a Tailandia.

"Cualquier avión que quiera despegar o aterrizar nos tendrá que pedir permiso"

De ese modo, el aeropuerto suspendió de forma temporal todos los vuelos de entrada y salida a causa de la falta de seguridad. Los manifestantes que piden la dimisión del Gobierno de Tailandia se han apoderado de la torre de control y amenazan con no entregar el aeropuerto hasta que no se cumplan sus pretensiones.

"La Alianza (del Pueblo para la Democracia) ha tomado el control por completo del aeropuerto de Suvarnabhumi, por lo que a partir de ahora cualquier avión que quiera despegar o aterrizar nos tendrá que pedir permiso", anunció a la prensa Chaiwat Sinswuwong, uno de los cabecillas de la masiva protesta. 

La medida fue adoptada después de que anoche se cancelaran las salidas y mantuvieran las llegadas al aeropuerto capitalino de Suvarnabhumi, donde miles de pasajeros, la mayoría turistas, han pasado la noche tirados en el suelo y en las cintas transportadoras de maletas.

Llegada del primer ministro 

Unos 8.000 seguidores de la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD), organizadora de las protestas, bloquean las entradas del aeropuerto para impedir la salida del primer ministro, Somchai Wongsawat, quien tiene previsto llegar hoy, miércoles, a Tailandia procedente de Perú, donde participó en el Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC).

Al menos 12 personas resultaron heridas a primeras horas de la mañana en varias explosiones

Al menos 20 personas resultaron heridas a primeras horas de la mañana en varias explosiones ocurridas en las proximidades de Suvarnabhumi, en el viejo aeropuerto de Don Muang y en una carretera cercana.

Cuatro manifestantes de la Alianza resultaron heridos por las explosiones registradas cerca de Suvarnabhumi, considerado uno de los aeropuertos de Asia con mayor tráfico aéreo.

La otra explosión, con el resultado de cinco heridos, ocurrió en el aeropuerto de Don Muang, situado a unos 30 kilómetros al norte de Bangkok y sede provisional del Gobierno desde que los manifestantes de la Alianza ocuparon la sede oficial, el pasado 26 de agosto.

Otras tres personas fueron heridas cuando dos granadas explotaron en medio de un grupo pro gubernamental concentrado en una carretera cercana a Don Muang.

En este mismo lugar, los seguidores de la Alianza del Pueblo para Democracia, organizadora de las protestas , dispararon con pistolas el martes contra un grupo de taxistas simpatizantes del Ejecutivo, y en el altercado 11 personas resultaron heridas.

Sitio al Parlamento 

Unas horas antes de la irrupción en Suvarnabhumi, varios miles de manifestantes sitiaron el Parlamento y las oficinas temporales del Ejecutivo en Don Muang.

Los líderes de la Alianza han asegurado que seguirán con la protesta hasta que dimita el Ejecutivo, al que acusan de corrupción y ser un títere del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en septiembre del 2006 mediante un golpe de estado perpetrado por la cúpula militar.

Los líderes de la Alianza seguirán con la protesta hasta que dimita el Ejecutivo

La Embajada de España en Bangkok recomendó este martes a los ciudadanos españoles que pretendan viajar en las próximas horas a Tailandia, que aplacen sus viajes hasta que el aeropuerto regrese a la normalidad.

"Recomendamos que se pospongan los viajes previstos para las próxima horas hasta que cambie la situación", dijeron fuentes diplomáticas.

Por el aeropuerto de Suvarnabhumi, en cuya construcción se invirtieron más de 4.000 millones de dólares y que fue uno de los grandes proyectos del Shinawatra, pasan a diario cerca de 125.000 pasajeros y aterrizan o despegan un promedio de 76 aviones cada hora.

Pérdidas millonarias

Una de las compañías aéreas que no canceló sus operaciones, la nacional Thai Airways, estima que perderá unos 500 millones de bat (14,2 millones de dólares) diarios mientras permanezca clausurado Suvarnabhumi, el cuarto aeródromo con mayor cantidad de tráfico aéreo de Asia.

El ministro de Finanzas tailandés, Suchart Thadathamrongvej, advirtió de que el cierre tendrá un "severo impacto" sobre la economía del país, que cada año recibe a 14,5 millones de turistas y donde este sector mueve cerca de 16.000 millones de dólares.

La mayoría de embajadas extranjeras han recomendado a sus ciudadanos no viajar en estos momentos a Tailandia.

Mensaje de "tranquilidad" 

La Embajada española en Tailandia lanzó hoy un mensaje de "tranquilidad" respecto a la conflictiva situación por las protestas antigubernamentales y su posible repercusión en la situación de los españoles allí desplazados, ya que de momento sólo se han detectado incidencias relacionadas con la entrada y la salida de los vuelos a los aeropuertos de Bangkok.

En este sentido, el embajador, Juan Manuel López Nadal, explicó en declaraciones que un vuelo de la compañía Thai Airlines que había partido de Madrid y tenía prevista su llegada a las 07:00 hora local (seis horas más en la España peninsular) no pudo aterrizar en el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, foco principal de las protestas, y fue desviado al aeródromo de Don Muang. Allí, permanece en pista y con los pasajeros a bordo a la espera de que se resuelva la situación.

Pese a estas manifestaciones, el representante diplomático quiso lanzar un mensaje de "tranquilidad" y aseguró que se mantiene en contacto con las autoridades en España para cualquier cambio que pudiese producirse en la situación. No obstante, recomendó a aquellas personas que tuviesen previsto un viaje a Tailandia que lo aplacen o, en caso de que esto no sea posible, se pongan en contacto con la Embajada o agencias de viaje para recibir mayor información.

Noticias Relacionadas