Martes, 25 de Noviembre de 2008

Nuevo arpón contra el atún rojo

Los gobiernos acuerdan reducir las capturas, pero no lo suficiente para que las pesquerías sobrevivan

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·25/11/2008 - 21:45h

Brian J. Skerry/National Geographic Image Collection - Banco de atún rojo (‘Thunnus thynnus’).

"El atún no desaparecerá como especie, pero sí como recurso pesquero y, con él, muchos puestos de trabajo en la pesquería tradicional". El responsable de pesquerías de WWF/Adena, Raúl García, se mostraba pesimista e indignado a su regreso de la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT).

Los miembros del ICCAT decidieron, en la madrugada del martes, aprobar una cuota de capturas de 22.000 toneladas de atún rojo para 2009, lo que supone una cifra inferior a la recomendada en el plan de recuperación de la especie que establecía 27.500 toneladas. Sin embargo, el comité científico del ICCAT aconsejó que las cuotas estuvieran entre 8.000 y 15.000 toneladas para permitir que la especie se recupere.

Los ecologistas están indignados. Las decisiones de este organismo, "más que cuidar de la conservación de la especie, la están llevando al colapso", se lamenta Jorge Sáez, de Ecologistas en Acción. El director de Oceana en Europa, Xavier Pastor, señala que, "en lugar de evitar el colapso de la pesquería del atún rojo, [los gobiernos] han claudicado ante los intereses a corto plazo de la industria pesquera". La capacidad de pesca y captura actual supera en un 78,4% a la capacidad de recuperación de la especie, según datos de los científicos del ICCAT, apunta Sáez. "Incluso Japón estaba de acuerdo en bajar a 15.000 toneladas, pero Francia ha boicoteado el plan", añadió.

Amplía la veda

Una de las medidas de control aprobadas en la reunión fue la reducción de la temporada de pesca. La prohibición comenzó este año el 1 de julio y para 2009 será a partir del 15 de junio, aunque se puede prolongar cinco días más si hay mal tiempo. Una buena medida, en teoría, para preservar la especie, pero que no tendrá casi impacto al ser "mayo y junio los meses trascendentales para la reproducción", apunta Sáez.

Una de las principales amenazas para esta especie sigue siendo la pesca ilegal, practicada por la flota francesa e italiana especialmente. España cuenta con la flota más importante de pesca de atún rojo y es el país que mejor controla su flota. Por eso, las organizaciones ecologistas lamentaron que España "no haya sido capaz de imponerse y conseguir que se aprueben medidas de control real para que se respeten las cuotas", afirma García. De hecho, este año España ha sido el único país autorizado a pescar una semana más, por cumplir la legislación.

Una de las estrategias de la UE para "blanquear la pesca ilegal", denuncia García, ha sido dejar a cada país que establezca su propia tasa de engorde. Los científicos recomiendan que no se sobrepase el 14% en los atunes capturados, pero el responsable de pesquerías de WWF/Adena teme que se utilice esta tasa para introducir atún ilegal y se compute dentro del peso total.

Por el contrario, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino destaca que en la reunión se ha conseguido tanto la prohibición de los transbordos en alta mar y durante las operaciones de desembarque en tierra, como la filmación de la transferencia de atunes a las granjas de engorde para conocer las toneladas.

En cuanto al santuario en Baleares para la protección del atún, el ICCAT ha optado por identificar durante 2009 las zonas de desove del Mediterráneo para poder crear las reservas. Sáez afirmó que, "al ritmo actual de captura, en 2011 no quedarán atunes en Baleares y sólo se podrá crear un monumento a los desaparecidos".

España es el país con mayor cuota para 2009

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) decidió la pasada madrugada aprobar una cuota total de capturas de 22.000 toneladas para 2009, 19.500 toneladas para 2010 y contemplar limitarlas a 18.500 en 2011.

De las 22.000 toneladas permitidas para 2009, el 56% (12.300 toneladas) corresponde a la UE. Los científicos del ICCAT habían pedido reducir las capturas a 15.000 toneladas.

España es el país que tendrá mayor cuota de capturas, con el 33,5% del total, seguido de Francia (30,2%) e Italia (25,7%). Portugal tiene derecho al 3,2% de la cuota total, Grecia al 3%, Malta al 2,25% y Chipre al 1,9%.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad