Martes, 25 de Noviembre de 2008

Ribera asegura que el sorteo encuadró al Ademar en "un grupo abierto"

EFE ·25/11/2008 - 13:00h

EFE - El lateral izquierdo del BM Ciudad Real Siarhei Rutenka, con balón, trata de lanzar ante la oposición del ASE Doukas griego en una jugada del partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga de Campeones de balonmano, grupo B, que ambos equipos han disputado en el pabellón Quijote Arena de Ciudad Real.

El técnico del Reale Ademar, el catalán Jordi Ribera, resaltó hoy que el grupo de octavos de final en el que ha quedado encuadrado su equipo junto con el Flensburg alemán y el Veszprem húngaro "es abierto".

"Estar encuadrado en un grupo en el que los dos rivales tienen dos puntos tiene una doble lectura, porque si nos hubiera tocado un grupo con un equipo que hubiera pasado con cero puntos, nos habría valido con ganar en casa para pasar a cuartos de final, y ahora, con dos equipos con dos puntos, el grupo será muy abierto", reconoció el entrenador del Ademar.

Jordi Ribera consideró que los rivales a los que debe medirse el Reale Ademar, el Flensburg y el Veszprem, "son dos buenos equipos" y destacó que el objetivo del equipo que dirige "es quedar en alguna de las dos primeras plazas para pasar a cuartos de final".

En un grupo tan igualado, Jordi Ribera estimó que "no hay favoritos", pero que también el Ademar tendrá sus opciones de "quedar primero de grupo", con lo que tendría "el factor campo a favor en cuartos de final", añadió

El Ademar comenzará su andadura en octavos de final en el feudo del Veszprem húngaro, y luego deberá viajar a Alemania para medirse al Flensburg, mientras que las dos últimas jornadas las disputará en el Palacio de Deportes.