Martes, 25 de Noviembre de 2008

Algunos cánceres de pecho desaparecerían naturalmente: estudio

Reuters ·25/11/2008 - 12:54h

Por Michael Kahn

Un grupo de investigadores que analizó las tasas de cáncer de mama en mujeres noruegas propuso la idea controvertida de que algunos tumores que se detectan por mamografía desaparecerían solos naturalmente si permanecieran sin identificar.

Pero importantes expertos en cáncer manifestaron dudas sobre estos hallazgos e instaron a las mujeres a seguir realizándose mamografías regularmente, al argumentar que esta técnica de control incuestionable salva vidas al hallar los tumores en estadio temprano, cuando son más tratables.

El doctor Per-Henrik Zahl, del Instituto Noruego de Salud Pública, en Oslo, y colegas noruegos y estadounidenses examinaron las tasas de cáncer mamario invasivo en casi 120.000 mujeres de 50 a 64 años que se habían sometido a una mamografía cada dos años durante un período de seis años.

La mamografía es un tipo estudio con rayos X que se realiza sobre el pecho y se utiliza para hallar evidencia de cáncer.

Los autores compararon la cantidad de cánceres mamarios detectados con la de otro grupo de mujeres noruegas de la misma edad y contextos similares que fueron controladas sólo una vez al final del período de seis años de investigación.

El equipo indicó que esperaba no encontrar diferencias en las tasas de cáncer pero, en cambio, halló un 22 por ciento más de tumores de pecho invasivos en el grupo que se efectuó las mamografías cada dos años.

Esto aumenta la posibilidad de que algunos cánceres puedan desaparecer naturalmente de alguna forma, aunque no hay una razón biológica para explicar cómo sucedería algo así, según Zahl, cuyos resultados fueron publicados en Archives of Internal Medicine.

"Somos los primeros es publicar una teoría así", dijo Zahl durante una entrevista telefónica. "Lo que decimos es que muchos cánceres deben desaparecer espontáneamente o retraerse porque no pueden hallarse en los controles posteriores. No tengo una explicación biológica para esto", agregó el autor.

La mamografía y el examen personal de los pechos en busca de indicios de tumores son métodos estándar usados para la detección temprana del cáncer de mama, la principal causa de muerte por la enfermedad entre las mujeres en todo el mundo.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer estimó que alrededor de 465.000 mujeres mueren cada año por cáncer de pecho en todo el mundo y que se diagnostican anualmente 1,3 millones de nuevos casos.

"La idea de que de alguna forma estos cánceres desaparecen por completo es, yo diría, una hipótesis interesante, pero uno no tiene mucha evidencia para respaldarla", dijo el doctor Eric Winer, director del Centro de Oncología Mamaria del Instituto del Cáncer Dana-Farber, en Boston.

Por su parte, los investigadores destacaron que los resultados proveen una nueva mirada sobre lo que podría decirse que es "el principal daño asociado con los controles mamográficos, es decir, la detección y tratamiento de cánceres que podrían desaparecer solos".