Martes, 25 de Noviembre de 2008

La Riviera confía en reabrir en breve tras el cierre del Ayuntamiento de Madrid

EFE ·25/11/2008 - 13:31h

El relaciones públicas de la sala de conciertos La Riviera, Gabriel Chiaccio, cerrada la semana pasada por el área de Urbanismo del Ayuntamiento por una irregularidad en la licencia de funcionamiento, confía en que se reabra "muy pronto" ya que, asegura, el cierre "ha venido por algo mínimo".

"Las cosas se han hecho siempre bien", afirma Chiaccio, que considera "injusto" el cierre de una sala emblemática de Madrid desde los años 60, y que "es un referente para mucha gente, también para actores, actrices, cantantes, músicos y gente del espectáculo".

"Soy muy positivo con lo que pueda venir. Sé que el dueño (Eulogio Díaz Gómez) hace y ha hecho las cosas bien desde siempre, por eso creo que la resolución que van a tomar será favorable y la sala se reabrirá muy pronto", ha señalado.

Mientras La Riviera está cerrada, ha recordado Chiaccio, hay "centenares" de personas -más de 300, afirma- que están sin trabajo: relaciones públicas, personas que hacen espectáculos o acompañan con bailes, "bandejas" y camareros, entre otros.

"Son gente que está esperando a ver qué pasa; algunos tienen derecho al paro, otros siguen como eventuales en otras salas: es un gran perjuicio", ha considerado.

Otros dos locales más cerrados 

Chiaccio defendió el buen hacer del equipo de 'puertas' y 'seguratas' búlgaros que trabajan en las salas de las que él es responsable porque "desde que los conozco, hace más de siete años, problemas, ni uno".

Por otro lado,  el Ayuntamiento de Madrid ha cerrado otros dos locales de ocio, Randal y Top Ghat, por irregularidades en sus licencias. El Randal, situado en la calle de Ferraz, 38, a pocos metros de la sede del PSOE y dedicado a música salsa y ritmos caribeños, fue cerrado este lunes por la Junta Municipal de Moncloa al funcionar como discoteca a pesar de tener licencia, únicamente, como bar.

Por su parte, el Top Ghat, localizado en el Paseo de la Castellana 131 y también conocido como 'Penthouse Club', ha sido clausurado a las 10.00 horas de este martes por la Junta Municipal de Tetuán por estar abierto con licencia de actividad de "bar especial con actuaciones en directo", sin constar licencia de funcionamiento en tramitación ni solicitud de la misma.

Estos dos cierres se suman a los de Macumba, La Riviera, Moma y But ordenados la semana pasada por el Ayuntamiento de Madrid, días después de la clausura de El Balcón de Rosales donde falleció Álvaro Ussía tras sufrir una paliza de los porteros de la discoteca. 

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha declarado que el cierre de estas discotecas es "una medida lógica y efectiva" que hará que se cumplan las condiciones para este tipo de locales.

"Siempre que sucede un hecho de este tipo se tiene un especial celo en el cumplimiento de determinadas leyes", ha sentenciado Granados. 

Noticias Relacionadas