Martes, 25 de Noviembre de 2008

La liberación de un ex terrorista de la RAF causa polémica

Un tribunal alemán decide sacar de la cárcel a Klar porque ya no presenta peligro

GUILLEM SANS MORA ·25/11/2008 - 08:00h

GUILLEN SANS MORA - Christian Klar.

Christian Klar ha pasado los últimos 26 años entre rejas. Este ex terrorista de la Fracción del Ejército Rojo (RAF, en sus siglas en alemán) fue condenado a cadena perpetua por nueve asesinatos. La Justicia demostró su implicación en la muerte del presidente de la patronal Hanns-Martin Schleyer, el fiscal federal Siegfried Buback y el jefe del banco Dresdner Bank, Jürgen Ponto.

Los tres se cuentan entre las víctimas de la RAF durante el llamado "otoño alemán" de 1977, cuando la segunda generación de esta banda de extrema izquierda mantuvo en vilo al país.

Klar, de 56 años, nunca ha expresado arrepentimiento por sus crímenes y se niega a ofrecer detalles que ayudarían a esclarecer algunos de los asesinatos de la RAF. Pero los jueces de la Audiencia Territorial de Stuttgart resolvieron ayer que el ex terrorista ya no es peligroso y puede abandonar la cárcel el próximo 3 de enero, cuando habrá cumplido la pena mínima.

Michael Buback, el hijo del fiscal asesinado, acusa a Klar de ocultar detalles sobre el crimen. Aún no se sabe quién fue el terrorista que tiroteó a su padre desde una moto, en un atentado que acabó con la vida del fiscal y sus dos acompañantes en el coche en que viajaban.

El ex terrorista "tiene informaciones muy importantes, pero no creo que a las víctimas se nos conceda la gracia de saber qué pasó exactamente", dijo Buback a la televisión pública WDR.

Klar estuvo implicado en el secuestro del avión de Lufthansa Landshut en octubre de 1977, que partió de Palma de Mallorca con destino a Fráncfort y fue desviado por los terroristas primero a Yemen y después a Mogadiscio (Somalia), donde el aparato fue liberado por un comando alemán de operaciones especiales.

"Decepcionado y amargado"

Uno de los pilotos del Landshut, Jürgen Vietor, ha devuelto la Cruz Federal al Mérito que le concedió en su día el presidente de Alemania. Según informa el diario Bild, Vietor se muestra "decepcionado y amargado" por la liberación de Klar en una carta al actual jefe de Estado, Horst Köhler, quien ya el año pasado denegó una petición de clemencia del ex terrorista.

Cuando Klar salga a la calle, sólo quedará en la cárcel un terrorista de la RAF, Birgit Hogefeld, una de las principales figuras de la tercera generación, que tuvo contactos con los GRAPO en España.

Claus Peymann, el director del Berliner Ensemble, el teatro que en su día dirigió Bertolt Brecht en Berlín Este, le ha ofrecido unas prácticas a Klar para contribuir a su resocialización.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad