Martes, 25 de Noviembre de 2008

La ONU insiste en que la solución en el Congo pasa por el diálogo

El enviado especial, Olusegun Obasanjo, insiste en que el Gobierno del país debe dialogar con los rebeldes

EFE ·25/11/2008 - 01:24h

EFE - Obasanjo, que hoy se reunió con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, señaló a la prensa que, en sus conversaciones con Nkunda, éste ha pedido que como parte del acuerdo de paz "sus hombres sean integrados en el Ejército de la República Democrática del Congo".

El enviado especial de la ONU para el Congo, el ex presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo, subrayó hoy que la solución al conflicto que vive ese país africano no es militar, sino política y de diálogo con el líder rebelde tutsi Laurent Nkunda.

Obasanjo, que se reunió este martes con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, señaló a la prensa que, en sus conversaciones con Nkunda, éste ha pedido que como parte del acuerdo de paz "sus hombres sean integrados en el Ejército de la República Democrática del Congo".

El ex mandatario nigeriano se ha reunido en las últimas semanas con el presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, y con Nkunda, para favorecer que puedan llegar a acuerdos para dar por cerrada la crisis y favorecer el desarme de las diversas guerrillas que actúan en el este del país.

Proteger a las minorías

En su encuentro con la prensa en Naciones Unidas, Obasanjo se refirió a que el líder rebelde se mostró favorable "a incluir en las discusiones toda una serie de asuntos políticos y económicos, que las minorías sean protegidas y que sus soldados sean integrados en el Ejército nacional".

Señaló también que, a su entender, "esas peticiones no son exorbitantes". "Creo que el Gobierno de la RDC se puede reunir con él y empezar el diálogo", apuntó.

Agregó también que el presidente de la RDC no se opone al diálogo con el grupo rebelde, que ocupa la provincia oriental de Kivu Norte.

Desastre humanitario

Desde que en agosto pasado se reanudaron los combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes de Nkunda unas 250.000 personas han tenido que abandonar sus hogares en el este del Congo y se han unido a cerca de un millón que ya estaban desplazadas en la región.

Según Obasanjo, Nkunda quiere que "haya conversaciones sobre el buen gobierno y que haya un Ejército profesional, bien entrenado y equipado, y mejor disciplinado".

El ex presidente explicó que cuando le preguntó a Nkunda qué quiere para él dijo que "sólo quiere seguir su carrera como soldado".

"Nkunda quiere dialogar. No creo que proporcionar una oportunidad de diálogo sea una precondición. No veo nada malo con que quiera integrar a sus hombres en el Ejército nacional", añadió Obasanjo, que insistió en que "la militar no es una solución, hay que buscar la diplomacia".