Lunes, 24 de Noviembre de 2008

Las bolsas festejan que Citi no acabe como Lehman

El Ibex gana un 8,13% y logra superar los 8.600 puntos

Ana Tudela ·24/11/2008 - 23:08h

Las cotizadas europeas se dejaron llevar ayer hasta lo más alto por los vientos cálidos que soplaban de todas partes. El rescate de Citigroup, las posibles medidas fiscales del gobierno británico, el nuevo pero experto equipo económico del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, las declaraciones del saliente, George Bush, asegurando que el propio Obama fue puntualmente informado del plan de rescate de Citi (botón de muestra de cómo se va a hacer el cambio de gobierno)... 


Al viento optimista no le costó gran esfuerzo levantar unos títulos que se encontró delgados por los últimos aires de incertidumbre. Europa tenía ganas de unirse a la fiesta que celebró Wall Street el pasado viernes. Que ayer Nueva York volviese a abrir al alza no hizo sino apuntalar la tendencia del día.


El susto de la pérdida del 60% del valor de Citigroup la semana pasada se curó con una recuperación de más del 50%. La alegría se contagió a JPMorgan y Bank of America. En Europa llevaban horas celebrándolo. El Ibex 35, que agrupa los valores de las principales compañías cotizadas españolas, dejó atrás como suelo los 8.600 puntos y cerró con una subida del 8,13%.


Los bancos celebraron con especial entusiasmo que al otro lado del Atlántico den por aprendida la lección de que dejar que quiebre uno de los grandes, como se hizo con Lehman Brothers, puede provocar un efecto látigo cuya punta nunca se sabe a quién acabará golpeando más fuerte. Porcentajes de subida como el 9,23% del Santander, el 9,78% de BBVA, el 11,20% de Bankinter o el 6,82% del Popular hablan por sí solos.


Y para demostrar que la teoría de que dar oxígeno a la banca es dejar respirar al resto de la economía, casi la totalidad del Ibex subió, en la mayoría de los casos con fuerza. Sacyr fue el farolillo rojo por las dudas que llueven sobre la venta de su participación en Repsol a la rusa Lukoil.La foto ibérica tuvo su versión en el resto de las principales plazas europeas. En Londres, el índice FTSE subió un 9,8% gracias en parte a la ganancia de los títulos del Royal Bank of Scotland (7,2%) o el HSBC (3,8%). Pero también a que Barclays subió el 10% tras lograr que sus accionistas aprobasen la ampliación de capital.


Las malas noticias, como el descenso del índice de confianza empresarial alemán o la caída de los pedidos de bienes industriales de la zona euro, no fueron lastre suficiente. Los índices se apuntaron subidas históricas.


Reunión de árbitros
Por otro lado, el Comité Técnico de la Iosco (Organización Internacional de Comisiones de Valores) celebró ayer una videoconferencia para coordinarse en temas como las operaciones a corto (apuestan por la caída de un valor), los productos no regulados, las normas contables internacionales y las agencias de rating.