Lunes, 24 de Noviembre de 2008

Cabrera pide que se respete la autonomía de decisión de los colegios sobre los símbolos religiosos

La ministra de educación ha dicho que la iniciativa de retirar los símbolos religiosos de las aulas puede responder a "las creencias de algunos, pero no de todos"

EFE ·24/11/2008 - 22:02h

VÍCTOR LERENA/EFE - La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera.

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha dicho que la autonomía de los colegios debe ser respetada "a la hora de tomar decisiones en esta cuestión o en cualquier otra", en relación con la sentencia judicial que obliga a retirar los crucifijos de un colegio público de Valladolid.

Respeto por el fallo ha manifestado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, si bien ha remarcado que a los populares "no les molesta en absoluto" la presencia de tales símbolos en las aulas.

A "la mayoría de los españoles" no les molesta 

De Cospedal ha señalado que la Constitución proclama la aconfesonalidad del Estado, pero ha matizado que la católica es la religión preponderante en España, por lo que "a la inmensa mayoría de los españoles" no les molesta que el crucifijo esté en las aulas.

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha explicado que no puede "compartir una parte de la sentencia, según la cual la presencia en algunos colegios públicos de un símbolo religioso, como es el crucifijo, sea un elemento de agresión, de vulneración de derechos y de libertades".

En su opinión, estas cuestiones "se resolvían y se han resuelto de forma muy eficaz en los centros educativos de Castilla y León, creyendo en la autonomía de los centros" a través, ha señalado, de los consejos escolares.

Mientras la Administración regional decide si recurre el fallo, la Asociación Cultural Escuela Laica pedirá a la Junta que ordene la retirada inmediata de las aulas de cualquier símbolo con mensaje religioso e ideológico.

"Cartas en el asunto" 

El presidente de esta organización, Fernando Pastor, ha animado a "cualquier miembro de cualquier comunidad educativa" a que, por encima de las decisiones de los consejos escolares, tome "cartas en el asunto", como ha hecho esta entidad.

"Creo que deben ser ellos los que tengan la iniciativa y los que resuelvan las cuestiones" 

En la localidad coruñesa de Bertamiráns, la ministra Mercedes Cabrera ha manifestado a la prensa que los centros escolares son los que mejor conocen qué tipo de alumnos tienen, qué piensan los padres, porque para eso son participativos.

"Creo que deben ser ellos los que tengan la iniciativa y los que resuelvan las cuestiones", ha manifestado.

"Lo más valorable" de la sentencia, ha dicho, es que, como la propia Constitución, respalda "el carácter aconfesional del Estado", "y, por lo tanto, el derecho de los padres o consejos escolares a solicitar que se retiren de las aulas o espacios públicos símbolos que pueden responder a las creencias de algunos, pero no de todos".

En relación con la retirada de simbología religiosa de los colegios, la ministra cree que "ha habido un proceso muy generalizado".

"Se ha producido con toda normalidad -ha indicado-, como corresponde tanto a los principios constitucionales, como al hecho de que tenemos en este país una población cada vez más heterogénea, con creencias muy diferentes".

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha recomendado a la Junta de Castilla y León que "tome buena nota" de la sentencia, "proceda a su cumplimiento" y "no pretenda lavarse las manos". El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, la ha defendido ya que "estamos en un estado aconfesional".

La Federación de Directores de Institutos Públicos (FEDADi) y el sindicato STES también se han manifestado contrarios a los símbolos religiosos en los centros.


Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad