Martes, 25 de Noviembre de 2008

El hip hop se moja contra los golpes

Diez cantantes ponen voz, letra y alma a un proyecto anti violencia machista

ESMERALDA MARTÍN ·25/11/2008 - 08:00h

Público - Ari forma parte del disco contra la violencia.

Mereces algo más que una fecha en el calendario / para que tu dolor, mujer, se recuerde a diario", cantaban Dlux en un tema dedicado a la mujer en su último disco. No pocas han sido las raperas (y los raperos) que se han hecho eco en sus letras de la problemática de los malos tratos. Ahora, estos esfuerzos cobran forma y se materializan bajo el paraguas del proyecto Rimas contra la violencia de género: un ambicioso conjunto de acciones musicales y grafiteras que culmina con la edición de un disco construido a base de aportaciones inéditas de cada una de las artistas implicadas, con el tema de la violencia de género como eje lírico.

El proyecto Rimas contra la violencia de género vio la luz el año pasado, con el objetivo de "utilizar el hip hop como herramienta de transformación social", en palabras de Marta Torras, una de las organizadoras del evento. El hip hop se ha convertido así en brazo lírico de la lucha contra la violencia de género: "A las campañas institucionales dirigidas a jóvenes muchas veces les falla el código de comunicación para llegar hasta ellos", comenta Marta; "el hip hop es ideal para lanzarles el mensaje con sus códigos y a través de sus ídolos".

El hip hop es el brazo lírico de la lucha contra la violencia de género

Fuera prejuicios

Sorprende este apoyo al rap, cuando tradicionalmente ha habido tanto prejuicio sobre los valores que transmite y, sobre todo, su hipotético machismo; sin embargo, Marta Torras cuenta cómo "antes parecía una música demonizada donde solo había culos, tetas, alcohol, drogas y mala vida, pero ahora la visión de las instituciones sobre el rap está cambiando". Para María, de la Fundación Mujeres, entidad también implicada en el proyecto con talleres de prevención dirigidos a jóvenes, lo valioso de la propuesta de Rimas contra la violencia de género está además en la "resignificación del rap: está protagonizado por mujeres que no utilizan los modelos masculinos para hacer rap".

Diez mujeres, diez canciones

El objetivo es utilizar la música como herramienta de transformación

Precisamente las mujeres son el eje principal de este proyecto: una selección de diez artistas vinculadas a la música negra, especialmente al rap y al rnb, se han encargado de saltar a escena en los conciertos programados, y de entrar al estudio a grabar cada una un tema inédito investigando la cuestión de la violencia de género.

Todas ellas andan entusiasmadas con el proyecto. "Se ha creado un ambiente mágico entre nosotras", cuenta Marga, una de las chicas Dlux. Como si de una crew de chicas se tratara, además de implicadas en el tema, están encantadas de encontrarse en conciertos o en estudios de grabación. Cada una ellas, entre las que se cuentan platos fuertes del panorama rapero como Ari, Dnoe, Shuga o Dlux, han alzado los puños frente a la violencia de género. "Este proyecto nos ha unido bastante a todas. Hay mucha buena energía y talento en este grupo", remata Lanuit.

El futuro del proyecto, de momento, pasa por seguir en pie de guerra en forma de talleres y conciertos y, de paso, seguir ampliando límites e incorporando más formas de expresión además de la música, como han hecho recientemente al incluir el grafiti entre sus filas. Y, de paso, también incorporar a algún que otro chico para dar color y más significación al proyecto: "Me he cuestionado este asunto durante el año y medio que llevamos con el proyecto, y creo que hemos sido un poco injustos con los chicos: para el futuro, queremos incorporar MCs al proyecto", concluye Marta.

El plato fuerte del proyecto es el disco que se pondrá a la venta a primeros de diciembre, un álbum íntegramente femenino de rap hispano. Lleva por título el nombre del proyecto, Rimas contra la violencia de género, con Ari, Dnoe, Shuga o Dlux, junto a otras.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad